Diario Vasco

Oviedo, 1 ago (EFE).- El futbolista keniano McDonald Mariga ha sido presentado oficialmente hoy como jugador del Real Oviedo, equipo al que se une en busca de un "reto" en un gran club y con el que se marca el objetivo de ascender en el fútbol español, que considera el "mejor del mundo".

"Para mí el fútbol español no es ningún desafío, es más técnico y menos físico; he jugado aquí antes y creo que saldrá bien", ha comentado el jugador, que pasó la temporada pasada por las filas de la Real Sociedad sin llegar a rendir a su mejor nivel.

El mediocentro ha explicado que escogió el Real Oviedo como destino por ser un "gran club" y "conocido" por todo el mundo, y ha reconocido que la presión no es algo que le asuste en el campo.

"Creo que los clubes necesitan tener presión para tener éxito, y que cada jugador tiene también su propia presión. Lo importante es saber jugar con ella y conquistar tus propios desafíos como futbolista", ha señalado Mariga.

El pivote, de corte defensivo, llamó la atención de la secretaría técnica del club por su "gran físico y capacidad de trabajo" y ha confesado que lo que espera aportar al equipo es "lucha y esfuerzo" para que el Real Oviedo consiga el ansiado ascenso.

"Como futbolista mi objetivo es entrenar muy bien para estar en forma, y como equipo el objetivo es subir, así que sólo pienso en trabajar duro y que el entrenador decida. Mi labor va a ser ayudar", ha comentado.

El keniano, que se incorporó al trabajo ayer por la tarde, aún no ha entrenado con el grupo y se ha ejercitado en solitario junto con los tocados Sandoval y Susaeta -con molestias este último por una pubalgia-, pero espera contar pronto para el técnico, Juan Antonio Anquela.

La principal ausencia de la sesión matutina, en la que ya se ha podido ver al último fichaje, el uruguayo Cotugno, ha sido el italiano Fabbrini, que está siendo sometido a pruebas para determinar el alcance de la lesión de rodilla que sufrió durante la jornada de ayer.

Precisamente Cotugno, última incorporación de los azules, será presentado esta misma tarde en el Carlos Tartiere (17.00 horas), minutos antes de la sesión vespertina prevista para las 18.30 horas en El Requexón.