Diario Vasco

Rabat, 1 ago (EFE).- Un encantador de serpientes marroquí murió tras ser mordido por su serpiente en una calle céntrica de la ciudad costera de Río Martín, en el norte de Marruecos, cuando invitaba a los peatones a fotografiarse con sus animales, informan hoy medios locales.

Testigos informaron de que la víctima, de 49 años y que ejercía esa actividad desde hace varios años, murió inmediatamente en la vía pública tras ser mordido ayer por sorpresa por la serpiente.

Según imágenes difundidas en las redes sociales, varios vecinos intentaron prestar primeros auxilios a la víctima, pero fue en vano porque falleció pocos minutos después del ataque.

A principios del pasado junio, otro encantador de serpientes pereció tras ser mordido por su animal en la famosa plaza Yamaa al Fna de Marrakech, en el sur de Marruecos.

Las mordeduras de estos reptiles no han afectado únicamente a los encantadores de serpientes pues en ocasiones también algunos clientes fueron víctimas, pese a la creencia generalizada de que estos animales han sido tratados para anular el veneno que portan.