Diario Vasco

Caracas, 1 ago (EFE).- Los embajadores de España, México, Francia y Reino Unido se encuentran en la Asamblea Nacional para asistir a la sesión que celebra hoy esta Cámara, de mayoría opositora, contra la que el oficialismo amenaza con tomar medidas tras la elección el domingo de una Asamblea Constituyente que podría sustituirla.

"Venezuela tiene que tener en este momento la convicción clara de que se encuentra acompañado de todas las democracias del mundo (...) que están no solamente apoyando sino presionando democráticamente para que en Venezuela quien gobierne sea la fuerza de la ley", declaró antes de la sesión de hoy el presidente del Parlamento, Julio Borges.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo tras anunciarse los resultados oficiales de la elección del domingo que, una vez tome posesión la Asamblea Constituyente -que no ha sido reconocida por numerosos países de la región y del mundo-, eliminará la inmunidad parlamentaria de los diputados.

"Comienza la reunión privada de la Directiva de la AN con el cuerpo diplomático en el Palacio Federal Legislativo", escribió en su cuenta de Twitter la dirección del Parlamento, en un mensaje que iba acompañado de una fotografía de los embajadores presentes sentados con las autoridades de la Cámara.

"Nosotros vamos a seguir trabajando acá, nosotros estamos aquí por el mandato de 14 millones de venezolanos, nosotros vamos a seguir haciendo nuestro trabajo como corresponde y creo que eso tiene que ser respetado por todo el mundo", dijo Borges sobre la posible toma de posesión de la Constituyente en la Cámara.

En este sentido, Borges dijo que no han recibido por el momento ninguna comunicación del Gobierno sobre la posible instalación de la Asamblea Constituyente en el edificio del Parlamento, que vive una guerra abierta con el Ejecutivo desde que la oposición ganara por mayoría absoluta las elecciones legislativas de 2015.

Además de adelantar que revisará la inmunidad parlamentaria, ha dicho que la instauración de la Constituyente llevará consigo la puesta en marcha de una comisión para juzgar a quienes considera responsables de la violencia en las marchas opositoras.

Maduro ha señalado directamente al vicepresidente del Parlamento, el diputado Freddy Guevara, para quien, según aseguró el mandatario, ya hay una celda lista para cuando la Constituyente empiece a ejercer sus poderes.

Países como Estados Unidos, España, México o Colombia han informado de que no reconocerán una Asamblea Constituyente que debe cambiar la Carta Magna y no tiene, en su opinión, legitimidad democrática, al haber sido convocada sin un referendo previo de aprobación y pese al rechazo de la oposición y amplios sectores sociales.

La sesión de hoy en el Parlamento empezó después de que el servicio de inteligencia detuviera en sus casas de Caracas a los políticos opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López.

Ledezma y López, que son considerados presos políticos por varias organizaciones, cumplían sus condenas en arresto domiciliario, y fueron trasladados de nuevo a prisión sin ninguna orden judicial.