Diario Vasco

Erbil , 1 ago .- Casi 2.000 combatientes del grupo terrorista Estado Islámico (EI) se encuentran atrincherados en la comarca de Tel Afar, a 60 kilómetros al oeste de la ciudad iraquí de Mosul, y último bastión de los radicales en la provincia de Nínive, informó hoy una fuente militar.

En un comunicado, el comandante de las operaciones militares de Nínive,-cuya capital es Mosul-, el general Naym al Yaburi, informó de que los miembros del EI están atrincherados dentro de la ciudadela antigua de Tel Afar y que "la batalla para recuperar (la comarca) es inminente".

Aseguró también que "será más fácil, relativamente, que la batalla en la que se recuperó Mosul" hace más de dos semanas y que costó a las fuerzas iraquíes "grandes pérdidas", según el militar, sin precisar una cifra.

Asimismo, indicó que las fuerzas iraquíes "están bien entrenadas para combatir en lugares con terrenos complejos", pues hay una zona, llamada Saray, que tiene calles estrechas, similares a las del casco antiguo de Mosul.

El resto son áreas en las que se pueden utilizar vehículos blindados y tanques para avanzar en la contienda, dijo.

Por su parte, la milicia progubernamental Multitud Popular, que se encuentra en las afueras de Tel Afar, dijo en un comunicado que liberó "17 pueblos desde el norte hasta el sureste de la comarca" y que continúan buscando "escondites o almacenes de munición del enemigo".

Las fuerzas iraquíes expulsaron a mediados de julio a los terroristas del EI de la ciudad vieja en el oeste de Mosul, recuperando de esta forma el control de toda la urbe, después de más de ocho meses de duros combates.

Actualmente, las fuerzas iraquíes conjuntas, que incluyen la Multitud Popular y la Multitud de los Clanes, se preparan para tomar el control de Tel Afar y así liberar de los radicales toda la provincia septentrional de Nínive.