Diario Vasco

Madrid, 1 jul (EFE).- Con 300 millones de hamburguesas producidas al año, la compañía cárnica Carpisa quiere consolidarse como el "rey" de la carne picada en España, prevé un crecimiento de su facturación del 13 % este año, hasta unos 85 millones de euros, y pretende llegar ahora directamente al consumidor en el supermercado.

Así lo explica en una entrevista con Efeagro uno de los socios de la firma, Carlos Quintas, quien recuerda que llevan "30 años haciendo hamburguesas, sobre todo para grandes cadenas de restauración. Un día nos preguntamos por qué los particulares no podían acceder directamente a ellas y pensamos en aplicar nuestro saber hacer en un producto que llegue al cliente final".

Con "Brooklyn Town" -la enseña con la que llegan a la distribución-, el mayor desafío no es sólo entrar en un mercado desconocido hasta el momento para la compañía, sino hacerlo a través de un producto congelado, cuando en España la venta de carne congelada es apenas testimonial.

"El particular, cuando habla de hamburguesas, piensa siempre en fresco, nunca en congelado. Es un reto muy grande", asegura Quintas, en cuya opinión este sistema garantiza mejor la calidad, ya que les permite no tener que añadirle conservantes o aditivos.

En su opinión, "hay que hacer una labor educativa sobre los beneficios del congelado. En Francia, por ejemplo, que es un país que consume gran cantidad de hamburguesas de alta calidad, hay una oferta enorme de carne picada congelada, y aquí es casi inexistente (...) Lo bueno es que la gente cada vez mira más la etiqueta y eso nos va a ayudar".

Según precisa, la enseña "Brooklyn Town" (que tiene las variedades "classic", "premium" y "luxe") se produce en una línea separada del resto de referencias de la empresa, donde la carne se pica, se da forma y se ultracongela "en minutos".

"Antes de lanzarnos a este proyecto, hicimos un estudio de mercado que nos decía que el 81 % de las personas que compran hamburguesa en fresco y luego la congelan en casa, cuando el producto no está destinado a eso", señala el director general de Carpisa, cargo que comparte con su socio, Jorge Castelló.

La enseña se comercializa ya en Carrefour e Hipercor, así como en la sección de tienda del Grupo Vips, y trabajan en más acuerdos con otros grupos de distribución.

Las perspectivas con que el canal hogar "tenga una evolución lenta, hasta representar el 2 %" de su facturación.

La mejor ayuda para conseguirlo es que la hamburguesa siga ostentando el estatus que tiene hoy: "Está de moda en todo el mundo, y en España ha crecido muchísimo", remarca Quintas, quien destaca que hay un interés renovado y de marcado carácter gourmet por el producto, cuando antes estaba íntimamente ligado al mercado de "comida rápida".

Con una plantilla de cerca de 200 trabajadores, este año terminan la ampliación de su fábrica de Griñón (Madrid) -con una superficie de 16.000 metros cuadrados y una inversión de 12 millones de euros- donde elaboran en torno a 20 millones de kilos de producto al año.

En cuanto a la exportación, tiene un peso creciente en los resultados de la empresa y actualmente supone una cuarta parte de todos sus ingresos y venden a 25 países.

"En Francia vendemos muchísimo, pero también exportamos a Marruecos, que es un mercado en ascenso, y estamos empezando en Oriente Medio", señala, tras apuntar que para trabajar con estos países necesitan utilizar carne certificada como Halal.