Diario Vasco

Gijón, 1 ago (EFE).- La presencia del central Babin con el resto del equipo por primera vez desde que se inició la pretemporada es la principal novedad del entrenamiento matinal del Sporting en una sesión en la que Isma López, Ndi, Whalley y Pelayo Suárez se ejercitaron al margen por diversas molestias físicas y Lillo se retiró antes por una sobrecarga.

Babin participó en la mayor parte de la sesión aunque no la completó ya que se retiró antes que el resto.

No obstante, el de este martes ha sido su primer entrenamiento con el grupo ya que arrastra diversas molestias que le han hecho trabajar con los recuperadores y en el gimnasio hasta el día de hoy.

El central y el club tuvieron un desencuentro este pasado verano ya que el Sporting no permitió a Babin participar en la Copa de Oro con la selección de Martinica ya que esta selección no está reconocida por la FIFA y la pasada temporada, en la que si le dejó jugar un amistoso, el defensa llegó lesionado y la federación de Martinica no quiso hacerse cargo de los gastos ocasionados para su recuperación.

Desde ese momento, la relación del jugador y el club es bastante tensa y aunque los técnicos cuentan con él no se descarta que si Torrecilla logra la incorporación de otro central con experiencia en la liga española Babin pueda salir del Sporting.

La plantilla rojiblanca se ejercitó esta mañana bajo la lluvia y volverá a hacerlo por la tarde tras lo cual Paco Herrera decidirá que hombres jugarán mañana en Pontevedra ante el equipo local, partido que dará comienzo a las seis de la tarde.

Por otra parte el club cerró el período de renovaciones de abonos con 21.274, cifra que espera aumentar a partir del próximo viernes cuando el club comenzará a inscribir a nuevos abonados por lo que espera superar los 22.000 lo que supondría una perdida de menos de 3.000 abonados con respecto a la pasada temporada en Primera división.