Diario Vasco

Bescanó , 1 ago .- Los Mossos d'Esquadra buscan a cinco hombres que la madrugada del viernes al sábado pasado asaltaron a punta de pistola la vivienda de un empresario de Bescanó (Girona), al que retuvieron en una habitación durante una hora junto a su hija de quince años, según fuentes de la investigación.

Lluís R.C., responsable de una compañía dedicada a trabajos relacionados con el ámbito forestal y la jardinería, reside en una casa ubicada en Pla de Trullàs, en el núcleo de Vilanna, en Bescanó, rodeada por una pequeña valla de madera.

Sobre las dos de la madrugada del pasado sábado se fue a dormir y al poco rato su hija le despertó porque había oído ruidos fuera, aunque bajaron y no vieron nada anormal.

Sin embargo, una media hora más tarde, la niña volvió a escuchar movimiento, esta vez en la parte trasera del jardín, y acudió de nuevo a su padre, que bajó a la cocina y se encontró tras la puerta de cristal a unos individuos que la intentaban forzar con una barra metálica.

Al verse sorprendidos, los ladrones rompieron el vidrio, accedieron a la casa y, mientras uno de ellos retuvo a padre e hija dentro de una de las habitaciones durante una hora, el resto revolvió toda la vivienda en busca de una caja fuerte que el empresario insistió que no tenía.

Según las víctimas, los asaltantes hablaban castellano y dos de ellos tenían acento latinoamericano.

Finalmente, entre el dinero de padre e hija sólo consiguieron un botín de poco más de mil euros, una televisión y un ordenador y, antes de irse, tiraron al váter el teléfono inalámbrico fijo y escondieron los móviles.

Una vez se aseguraron de que los encapuchados ya estaban lejos, las dos víctimas se desplazaron hasta casa de los padres del empresario, a unos cincuenta metros, y llamaron al teléfono de emergencias.

Los Mossos d'Esquadra recibieron el aviso sobre las 05.00 horas y se desplazaron hasta el lugar para proceder a la inspección ocular y buscar todo tipo de indicios y huellas para intentar identificar a los asaltantes.

Se da la circunstancia de que la madrugada del pasado 8 de julio cuatro encapuchados asaltaron la vivienda de los dueños del restaurante L'Estanc Nou d'Estanyol -situada sobre el establecimiento-, también en Bescanó, y se llevaron más de 6.000 euros.

A pesar de ello, el alcalde de la localidad, Pere Lluís García, ha asegurado que se trata de hechos aislados y que "no es una ola de robos", por lo que, a su entender, no se debe crear alarmar social.