Diario Vasco

Vitoria, 1 ago (EFECOM).- El diputado general de Álava, Ramiro González, ha subrayado hoy que el cierre de la central de Garoña (Burgos) es una "extraordinaria noticia" que ha sido posible gracias al "triunfo del sentido común" y ha advertido de que ahora hay que trabajar para revitalizar económicamente la zona en la que se ubica.

González ha hecho estas declaraciones poco después de que el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, haya anunciado hoy la decisión del Gobierno de denegar la reapertura de esta central ubicada cerca del límite con Álava.

Ha asegurado que se trata de una "extraordinaria noticia" y de una decisión que las instituciones vascas y alavesas y la ciudadanía del territorio "estaban esperando".

Asimismo, ha asegurado que en los últimos meses el cierre de Garoña ha sido uno de los temas que se han tratado en los contactos y conversaciones que el PNV ha mantenido con el Gobierno central y con el PP.

Ha mostrado su acuerdo con las razones esgrimidas por el ministro y ha hecho hincapié en los motivos de seguridad, en la antigüedad de la planta, en su "escasa" utilidad práctica y en "la oposición del conjunto de la ciudadanía".

"Garoña está amortizada y ha cumplido su vida útil", ha insistido el diputado general, quien ha manifestado que ahora toca pensar en el futuro, en el desmantelamiento "rápido" de la instalación y en medidas para "garantizar el futuro económico de las localidades próximas".