Diario Vasco

Madrid, 1 ago (EFECOM).- La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) impugnará el viernes ante el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) la resolución del Banco Popular al considerar que el reglamento que justificó la intervención podría vulnerar derechos comunitarios fundamentales.

En un comunicado, el colectivo estima que el régimen de resolución previsto en el reglamento 806/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, que establece el marco para la recuperación de entidades de crédito con viabilidad crítica, ha causado a los inversores y tenedores de deuda una "indefensión flagrante".

Al respecto subraya que al no contemplar el pago de una compensación para éstos, la operación impulsada desde Bruselas por la Junta Única de Resolución (JUR) y ejecutada por el FROB, incurre en una "grave" violación del derecho originario de la Unión Europea.

Máxime cuando la situación patrimonial de la entidad "en absoluto justificaba la medida extrema, ni en términos de solvencia ni de liquidez", en alusión a la resolución del Popular, anunciada el pasado 7 de junio y que creen "fruto de una falta evidente de vigilancia y prudencia ordinaria por los reguladores".

Argumentos por los que la asociación recurrirá a fin de demostrar que, de haber entrado en un hipotético concurso de acreedores, el accionista habría recibido un "mejor tratamiento que en la valoración realizada para una resolución por falta de liquidez", que tacha de "desproporcionada e injusta" ya que ha motivado la reducción a cero de las inversiones.

En concreto, reprocha que la valoración provisional contravenga el principio contable de empresa en funcionamiento al tratarse de una perspectiva "contradictoria" con la medida adoptada, por la que el Popular fue adjudicado al Santander al precio simbólico de un euro.