Diario Vasco

Bilbao, 1 ago (EFE).- Aritz Aduriz ha avisado este martes a su equipo, el Athletic Club, que el jueves no puede cometer ningún "despiste" en San Mamés ante el Dinamo de Bucarest porque en Europa "los partidos" suelen ser "muy igualados" y "los errores se pagan".

Aduriz, al respecto, asegura que no sabe si en el entorno del club bilbaíno hay demasiada confianza tras el 1-1 de la ida de la Q3 de la Liga Europa en la capital rumana, pero sí ha dicho que "dentro", en el vestuario, al conjunto dirigido por Cosmin Contra se le "respeta muchísimo".

"No he interactuado tanto con el exterior como para percibir eso (excesiva confianza), pero dentro respetamos muchísimo al rival. Sabemos que todos los partidos tienen muchas dificultad y que se deciden por detalles, no podemos despistarnos ningún momento porque los errores se pagan. Es un rival a tener muy en cuenta y hay que hacer las cosas muy bien para pasar la eliminatoria", ha alertado.

Aduriz asegura desconocer las intenciones del Dinamo de cara al encuentro, si esperará en su campo como en el primer tiempo de la ida o se lanzará al ataque como en el segundo, pero sea como fuere aboga porque el Athletic sea "el dominador del partido".

"No sabemos (como jugaran), pero tenemos que estar preparados para cualquier situación. Hacernos fuertes en San Mamés con nuestra gente, porque sabemos que a pesar de ser vacaciones habrá mucha gente, y ser dominadores a pesar de lo que hagan ellos", ha dicho.

En ese sentido, ha recordado que: "no somos un equipo especulador, vamos a por los partidos. Sabemos que es una eliminatoria, pero eso (pensar sobre todo en el resultado) se ve más en los últimos minutos".

"Europa nos genera una ilusión terrible. Tanto nosotros como los aficionados disfrutamos jugando contra equipos totalmente diferentes a los que tenemos en la Liga y la Copa. Esa ilusión es difícil de igualar. Nosotros estamos mentalizados al cien por cien para intentar hacer lo más bonito posible y eso empieza el jueves", ha resumido el estado de ánimo de la plantilla rojiblanca de cara a la vuelta de la primera de las dos previas europeas que tiene que superar para estar en la fase de grupos de la UEL.

Aduriz ha desvelado también que está contento con el trabajo del nuevo técnico, un José Ángel Ziganda que "conoce a todos" porque ha tenido "a casi todo el equipo con él" anteriormente y que "tiene sus diferencias y su toque" respecto a anteriores técnicos.

"Esperemos que ese trabajo se traduzca en buenos resultados", ha deseado, también satisfecho, en lo personal, con una pretemporada sin los percances físicos de la anterior. "El año pasado tuve una pretemporada atípica y un inicio de temporada con algún problema físico. Empezando con todos, sí que es más sencillo y en ese sentido su que estoy más que contento que el año pasado", ha explicado.

Ya sobre como encara las cosas, todavía en la elite y con un gran rendimiento cumplidos los 36 años, ha asegurado que lo lleva como "los dos años atrás". "Cuando van pasando los años no es bueno mirar a largo plazo. Hay que mirar día a día, semana a semana, y este año igual. Me encuentro bien e intentaré dar un buen rendimiento al Athletic que es para lo que estoy aquí", ha apuntado.