Diario Vasco

Viena, 1 ago (EFE).- La Fiscalía de Austria ha abierto una investigación contra el grupo automovilístico alemán Volskwagen (VW), el expresidente de su junta directiva, Martin Winterkorn, y el fabricante germano de componentes Bosch, por el escándalo sobre la manipulación de motores para ocultar gases contaminantes.

Así lo aseguró hoy en un comunicado la Asociación para la Información al Consumidor (VKI) de Austria, que presentó la denuncia correspondiente en 2015 y que mostró su satisfacción por la apertura de esta investigación, que implica que las demandas de indemnización no pueden prescribir.

La Fiscalía anticorrupción había abierto ya, tras conocerse las acusaciones del fraude de los motores diesel y ver que afectaba también a clientes austríacos de VW, una investigación contra desconocidos por fraude grave, perjuicio intencionado del medio ambiente y evasión de tasas, informó la agencia austríaca APA.

De acuerdo con la legislación austríaca, la investigación contra entidades y personas concretas significa que los cerca de 4.500 demandantes austríacos en un proceso judicial relacionado con el caso no corren el riesgo de que prescriban sus peticiones de indemnización.