Diario Vasco

Islamabad, 1 ago (EFE).- El empresario Shahid Khaqan Abbasi se convirtió hoy en primer ministro interino de Pakistán, un cargo al que llegó accidentalmente tras la dimisión de Nawaz Sharif por la inhabilitación del Tribunal Supremo y que mantendrá sólo hasta que lo ocupe el hermano del dimitido mandatario, Shehbaz Sharif.

Considerado un hombre inteligente y leal a Sharif, con tres décadas de experiencia en política y dueño de una aerolínea privada, Abbasi ejercerá durante unos dos meses, hasta que Shehbaz concluya el proceso para convertirse en jefe de Gobierno.

Sharif eligió a Abbasi como primer ministro interino y a Shehbaz su sucesor el pasado sábado, un día después de que el Supremo le inhabilitase por no revelar ingresos que recibía de una empresa de un hijo en Emiratos Árabes Unidos, una irregularidad desvelada durante una investigación iniciada a raíz de los Papeles de Panamá.

Shehbaz deberá dimitir de su actual cargo de jefe de Gobierno de la provincia del Punyab (este), presentarse a unas elecciones parciales para lograr un escaño en el Parlamento nacional y después someterse a una votación en la Cámara, un proceso que durará unos 45 días.

Abbasi, que hasta el viernes era ministro de Petróleo, ocupará el cargo de primer ministro hasta entonces, por lo que se unirá a la larga lista de políticos paquistaníes que no han acabado un mandato en los 70 años de historia del país.

El nuevo mandatario está siendo investigado por el Buró de Responsabilidad Nacional (NAB, órgano anticorrupción) por un contrato de gas natural que otorgó en 2013.

Nacido en Karachi hace 58 años, casado y con tres hijos, Abbasi estudió ingeniería en la Universidad George Washington y en la Universidad de California.

Después de trabajar en EEUU y Arabia Saudí, entró en política en 1988, tras la muerte de su padre, Khaqan Abbasi, ministro de Producción en el Gobierno del dictador militar Zia Ul Haq, en la explosión de un arsenal de munición en la ciudad de Rawalpindi, en un suceso en el que murieron 100 personas.

En las elecciones de ese año consiguió un escaño en el Parlamento Nacional como candidato independiente y más tarde se unió a la Alianza Democrática Islámica.

En los comicios de 1993 fue elegido de nuevo en la Cámara, ya con La Liga Musulmana (PNML) de Sharif, que ganó.

Entre 1997 y 1999 fue el presidente de la aerolínea estatal Pakistan International Airlines (PIA), hasta que el entonces jefe del Ejército, Pervez Musharraf, dio un golpe de Estado y expulsó a Sharif del poder.

Abbasi fue arrestado tras el golpe y pasó dos años en prisión.

Ocupó el puesto de ministro de Comercio brevemente en 2008 en el Gobierno del Partido Popular de Pakistán encabezado por el entonces primer ministro Yusuf Raza Guilani, quien también fue inhabilitado por el Supremo.

El último cargo que ostentó fue ministro de Petróleo entre 2013 y el pasado viernes, cuando el Gobierno de Sharif fue disuelto.

En 2003, puso en marcha la aerolínea privada Airblue, de la que aún hoy es miembro de la junta directiva.