Diario Vasco

Vannes , 17 jul .- El trimarán 'Edmond de Rothschild-Gitana XVII' la mayor obra del diseño y la ingeniería náutica francesa de alta competición, con 32 metros de eslora y 23 de manga ha sido botado este lunes en el astillero Multiplast de Vannes en la Bretaña francesa, veinte meses después de que iniciara su construcción.

Únicamente una decena de medios especializados de todo el mundo han sido testigos del momento en que se ha desvelado uno de los secretos mejor guardados por el diseñador Guillaume Verdier y el equipo de ingeniería del Gitana Team.

El 11 de mayo de 2015, el Gitana Team, uno de los más importantes del mundo en vela transoceánica, tanto en monocascos como multicascos presentó su programa para el quinquenio 2015-2020. Ese día, el barón Benjamín de Rothschild, propietario del equipo, junto a Cyril Dardashti, su director general, el patrón Sébastien Josse y toda la oficina de diseño del Gitana, desveló el comienzo de la construcción de un maxi-multicasco de nueva generación.

Benjamin de Rothschild y su esposa Ariane dieron el gran salto en la innovación en la Ruta del Ron de 2014. En una línea de salida plagada de gigantes oceánicos de entre 30 y 40 metros, el Gitana Team presentó en el Multi70 (trimarán de 21,35 metros de eslora), el Gitana XV ya con los revolucionarios 'foils' (alerones en forma de L en sus cascos) y timones en forma de T invertida.

Desde ese momento, Sébastien Josse y sus hombres fueron realizando pruebas de mar, convirtiendo el trimarán en un verdadero laboratorio de pruebas a escala 2/3.

Navegar en un trimarán de 70 pies en alta mar en solitario es ya es un reto en sí mismo, pero llegar a 'volar' es algo completamente distinto, como lo es también con tripulación.

El maxi-multicasco, inicialmente se preparará para la Vuelta al Mundo a través de los tres cabos y tendrá que ser capaz de ser patroneado tanto como en tripulación, como en solitario.

Para asumir este desafío, el gabinete de diseño del Gitana Team dirigido por Antoine Koch, ha contado con el mejor diseñador náutico de alta competición del mundo: Guillaume Verdier.

Como sucedió con las modificaciones del Multi70 Edmond de Rothschild, la firma de Verdier trabajó en estrecha colaboración con el estadounidense Bobby Kleinschmit, así como la empresa Pure Design, todos ellos miembros del Team New Zealand.

Por otra parte, con un proyecto dirigido por Ariane de Rothschild, se ha decidió dar a la embarcación una 'personalidad visual propia'.

Con la colaboración del presidente Jean de Loisy, el Palais de Tokio y el Museo de Arte Contemporáneo de París incorporó uno de sus programas artísticos: el llamado 'Proyecto Lasco' de arte urbano y el seleccionado fue el estadounidense Cleon Peterson, que ha diseñado una obra original que Jean-Baptiste Epron ha adaptado a los cascos y las velas.

Los cascos del 'Gitana XVII', que está tarde recibirá su mástil de 37 metros de alto en Lorient, son agresivos e innovadores, muy lejos de los experimentados en los actuales multicascos oceánicos.

Dispone de los últimos avances arquitectónicos y técnicos en términos de apéndices, con timones y 'foils' en forma de ¡T' invertida y 'L' abierta, los mayor del mundo construidos y que no se han podido ver hasta hoy.

También en este punto de vista, la aerodinámica de la plataforma ha sido particularmente cuidadosa, así como la instalación de la cabina de mando sobre los dos brazos de unión de los cascos.

Sébastien Josse, patrón de las unidades del Gitana Team desde 2011, ha confirmado que la primera competición del barco tendrá lugar el 5 noviembre con motivo de la Transat Jacques Vabre, la regata transoceánica a Dos (dos tripulantes) desde Le Havre a Salvador de Bahía (Brasil).