Diario Vasco

Huelva, 17 jul (EFE).- La marchadora onubense Laura García-Caro ha manifestado, tras su descalificación en la prueba de 20 kilómetros marcha del Europeo sub-23 cuando marchaba segunda, que no se viene "abajo" porque le espera "un objetivo muy bonito" con el Mundial de Londres en menos de un mes.

La atleta de Lepe, que tenía como aspiración lograr una medalla en su despedida de la categoría, ha indicado a Efe que lo ocurrido en la carrera celebrada en Bydgoszcz (Polonia) no es agradable y que "hay días muy buenos y otros no tanto".

"Este deporte me ha enseñado que ni en las buenas soy maravillosa ni en las malas voy tan mal", ha expresado García-Caro, que ha subrayado que su ilusión "no cesa".

Ha dado la enhorabuena a su compañera María Pérez por el subcampeonato grado tras realizar "un carrerón" y "mil gracias por los ánimos recibidos".