Diario Vasco

El Cairo, 17 jul (EFE).- El enviado de la ONU para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, se reunió hoy con el secretario general de la Liga Árabe en El Cairo, Ahmed Abulgeit, en busca de apoyo para su plan con el que pretende buscar una salida al conflicto en el país.

Abulgeit dijo en la reunión, en la que participaron también los delegados de los países árabes, que la gravedad de la situación humanitaria en el Yemen "obliga a optar por la solución política" y agregó que la propagación del cólera en el país ha "entristecido y conmocionado" a los países de la región.

Insistió en que la solución de la crisis debe basarse en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU número 2216 para llegar a una salida permanente al conflicto.

Esta resolución exige a las partes beligerantes no tomar decisiones unilaterales, la retirada de las milicias y grupos armados de las ciudades, la entrega de las armas al Estado, la devolución de las instituciones gubernamentales, la liberación de los detenidos y la reanudación del diálogo nacional.

Posteriormente la reunión continuó a puerta cerrada y Sheij Ahmed presentó su plan para ponerse en contacto con las partes del conflicto para llegar a una solución, informó la agencia oficial egipcia, MENA.

El pasado 12 de julio la ONU alertó de que el desastre humanitario en el Yemen sigue empeorando y exigió a las partes yemeníes que dejen las "excusas" y acepten una solución negociada a la guerra.

"La situación humanitaria en Yemen es aterradora. La gente está sufriendo por la guerra, el hambre y el cólera, que se ha expandido durante las últimas semanas", dijo al Consejo de Seguridad Sheij Ahmed.

Al comienzo de julio la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó de que el número total de fallecidos por el cólera, desde que se desató la epidemia a finales de abril, asciende a 1.614 personas.

El conflicto en el Yemen estalló cuando los rebeldes hutíes ocuparon en septiembre de 2014 la capital, Saná, y otras provincias del norte y centro del país, tras lo que el Gobierno yemení se trasladó a la ciudad costera de Adén, en el sur.

La guerra se recrudeció en marzo de 2015 cuando la coalición militar integrada por países suníes encabezada por Arabia Saudí intervino en el Yemen a favor de las fuerzas leales al presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.