Diario Vasco

Gaza, 27 jun (EFE).- El movimiento islamista Hamás, al frente de la Franja de Gaza, confirma una creciente alianza con Mohamed Dahlán, el que fuera hombre fuerte de Al Fatah y principal rival de Mahmud Abás, para poner contra las cuerdas al presidente palestino.

La agencia de noticias Maan se ha hecho eco de un texto en el que se describe un acuerdo alcanzado en Egipto entre el nuevo dirigente de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, y Dahlán para crear un bloque político contra la Autoridad Nacional Palestina.

El pacto, llamado "Documento para el Consenso Nacional para la Construcción de Confianza", sin confirmar y de procedencia desconocida, contiene 15 puntos orientados hacia la reconciliación con Al Fatah después de una década de división.

Además, incluye el nombramiento de Dahlán como jefe del Gobierno en la Franja y la designación de Hamás como responsable del Ministerio del Interior.

La hoja de ruta aborda también una propuesta para "compensar" los daños provocados por los diez años de división que comenzaron con la toma de poder por la fuerza por Hamás en el enclave costero y la expulsión de las tropas leales a Abás, tras lo que Israel comenzó el bloqueo del territorio.

Dahlán fue jefe de seguridad de Al Fatah en Gaza y líder del partido de Abás hasta su expulsión por casos de corrupción en 2011.

Nació en 1961 en el campo de refugiados gazatí de Jan Yunis y salió del enclave dos semanas antes de la toma de control por Hamás en 2007 y desde entonces no ha regresado, pero sí ha mantenido el vínculo a través de su esposa, Jalila, que ha distribuido ayuda humanitaria en el enclave costero.

El segundo en la directiva de Hamás en Gaza, Jalil al Haya, también confirmó la cooperación con Dahlán para crear un "Frente de Rescate Nacional" y desafiar las medidas financieras que está imponiendo el presidente palestino para presionar a los islamistas a dejar el poder.

Abás ha ordenado recortes de la electricidad, ha suspendido el pago de salarios a funcionarios en Gaza y a presos afines al movimiento en cárceles israelíes.

A principios de junio, una delegación de altos cargos de Hamás encabezada por Sinwar viajó a El Cairo, donde pasó nueve días debatiendo con los jefes de seguridad egipcios y se entrevistó con Dahlán y parte de su camarilla.

"El embargo sobre Hamás, la crisis de Qatar y las medidas de Abás han puesto a los islamistas en una situación difícil, como si hubieran trepado a lo alto de un árbol del que ahora no pueden bajar", compara para Efe el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Al Azhar en Gaza, Mejemer Abu Seeda.

Y ahora "Hamás se ha dado cuenta de que Dahlán tiene la escalera para ayudarles a descender", añade.

En su opinión, los islamistas querían mantenerse aislados y sortear la coacción del Ejecutivo palestino de Cisjordania para conservar el control sobre Gaza, por lo que con esta maniobra política matan dos pájaros de un tiro: restablecen sus lazos con Egipto y abren una nueva página en sus relaciones con Dahlán.

"No estoy revelando un secreto si digo que ha habido encuentros con Dahlán", dijo Al Haya este domingo y añadió: "Hemos acordado una manera clara y específica para completar los trabajos de responsabilidad conjunta y humanitaria que comenzamos hace años".

Una fuente cercana a Dahlán, que habló con Efe bajo la condición de anonimato, asegura que el empresario, que vive en los Emiratos Árabes Unidos, habría pagado dos millones de dólares a Egipto para comprar parte del millón de litros de combustible que El Cairo mandó la semana pasada a Gaza para aliviar la crisis energética.

La entrada de este carburante permitió poner en marcha la planta eléctrica días después de que Israel aplicara una reducción porque el presidente palestino rebajó un 40 % el pago de la factura, lo que agravó la ya aguda crisis energética en la Franja, donde la planta había dejado de funcionar en abril por falta de gasolina.

Al Haya, por su parte, acusó a Abás y a su Ejecutivo de "secuestrar" el enclave bajo bloqueo israelí y poner a sus más de dos millones de habitantes "bajo su misericordia", lo que les ha llevado a trabajar con Dahlán.

Sofian Abu Zayda, veterano miembro de Al Fatah, aseguró a Efe que en Gaza están esperando la llegada de Samir Mashrawi, ayudante de Dahlán, para preparar la vuelta del político a Gaza.

Mientras, el diario "Al Hayat al Yadida", con sede en la ciudad cisjordana de Ramala y afín al Ejecutivo palestino, citó a un oficial de alto rango para advertir s¡de que pronto se tomarán medidas contra esta nueva coalición, que calificó de "temporal" y que, en su opinión, "acabará pronto".