Diario Vasco

Madrid, 20 jun (EFECOM).- Los máximos responsables de la actividad de construcción de Acciona, Ferrovial y FCC han reclamado hoy al Gobierno nuevas fórmulas de colaboración público-privada para sacar adelante las infraestructuras que necesita España y ante la caída de los presupuestos para contener el déficit.

"Estamos seguramente ante el marco presupuestario más complicado de nuestra historia en cuanto a la capacidad para invertir en nuevas infraestructuras", ha afirmado el consejero delegado de Acciona Infraestructuras, Luis Castilla, quien ha asegurado que en España quedan muchas cosas por hacer en áreas como el agua o residuos.

Durante su intervención en el VI Foro de Infraestructuras de KPMG, Castilla ha afirmado que España debería explotar más las participaciones público privadas o PPP (PPP, public-private partnership en su siglas en inglés), como ya se está haciendo en países como Estados Unidos y en regiones como Latinoamérica o Europa.

Si Noruega, el país más rico del mundo, ya ha lanzado la construcción de carreteras por métodos PPP (financiación privada), España también puede.

"Nos consta, lo que pasa que nunca lo dicen, que están intentado hacer cosas PPP en carreteras, lo cual vendrá muy bien a la industria y yo creo que es el camino", ha añadido el ejecutivo de Acciona.

El consejero delegado de Ferrovial Agroman, Alejandro de la Joya, ha añadido que además de conservar lo ya construido, aún queda mucho por hacer, por ejemplo, en la red secundaria de carretera, la mejora de los accesos a puertos o centros logísticos o la distribución de agua.

"Infraestructuras hay para aburrir", ha añadido De la Joya, quien ha pedido al Gobierno que revise la regulación para que España gane agilidad y sea otra vez atractiva para los fondos de inversión, porque esto es lo que podría ayudar a cubrir "el déficit que tenemos debido a la situación económica en España".

En su opinión, con una eficiente colaboración público privada se podría relanzar el sector, por lo menos en lo que respecta a aquellas infraestructuras que consideran fundamentales para la economía y la eficiencia del país.