Diario Vasco

(Actualiza la RL1008 con declaraciones de la CGT y de la Coordinadora Antifascista)

Madrid, 19 jun (EFE).- La Policía Nacional detuvo a seis jóvenes, uno de ellos menor de edad, en el desalojo de la casa La Trinchera, del distrito de Tetuán, ocupada de forma ilegal, donde el Samur atendió a tres ocupantes del edificio y a tres policías.

La Jefatura Superior de Policía ha informado hoy de que la Unidad de Intervención Policial (antidisturbios) desalojó en la noche de este domingo La Trinchera, situada en la calle Infanta Mercedes, por orden judicial tras la denuncia que interpuso la propiedad.

En el interior había varias personas, la mayoría jóvenes, y catorce de ellas fueron identificadas mientras otras seis fueron detenidas porque opusieron resistencia al desalojo y en algunos casos llegaron a agredir a los agentes, según la policía.

Los seis están acusados de usurpación de vivienda y algunos de ellos de atentado contra agente de la autoridad, resistencia y lesiones. Tres de ellos cuentan con antecedentes policiales previos.

Durante el desalojo el Samur atendió a seis personas: tres jóvenes ocupantes de la casa y tres policías, todos ellos leves.

Los policías fueron dados de alta en el lugar y los jóvenes fueron trasladados al hospital La Paz, ha informado Emergencias Madrid.

Fuentes de la investigación han precisado que los identificados y arrestados están relacionados con el partido Reconstrucción Comunista, de ideología marxista-leninista.

Los cinco arrestados mayores de edad han pasado a primera hora de la tarde de hoy a disposición judicial en plaza de Castilla.

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha criticado que las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado hayan desalojado "violentamente" y ha mostrado su apoyo a la Coordinadora Antifascista de Madrid, que ha sostenido que los agentes han irrumpido "de manera violenta e ilegal" en un edificio que estaba abandonado, truncando el objetivo de darle un uso productivo "para combatir la barbarie fascista".

La Coordinadora ha convocado una concentración a las ocho de la tarde allí para protestar por las detenciones.