Diario Vasco

Avelar , 19 jun .- El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, hizo un llamamiento hoy para que todos los esfuerzos se centren ahora en combatir el fuego que sigue azotando el centro del país y dejar para más adelante las causas y posibles responsabilidades.

"Vamos a enfrentar lo que tenemos (...), el combate es difícil", dijo el jefe del Estado en el centro de control establecido en la localidad de Avelar, muy cerca de Pedrógão Grande, donde este sábado si inició el dramático incendio que ya ha causado 62 muertos y 62 heridos, y que continúa activo.

La situación ahora es "crucial", con "desafíos inmediatos" a los que hay que dar respuesta, según el presidente, quien añadió: "Después tendremos todo el tiempo del mundo" para hablar de causas, de reflexiones, de análisis, discutir de las condiciones meteorológicas, de la naturaleza y de todo lo que haga falta".

Rebelo de Sousa ha visitado esta tarde a varios de los comandos, organizados por sectores, que desde hoy operan en Avelar con una estructura más sólida que la del primer puesto de emergencia establecido en Pedrógão Grande.

Aunque aún no se ha cerrado la primera fase de la tragedia, la del combate, el presidente explicó que ya se ha abierto una segunda, "la de acogida, reinserción comunitaria" de los afectados que se han quedado sin hogar o que han perdido a sus familiares en esta tragedia.

Tal y como está la situación, "se está haciendo todo lo necesario con los medios disponibles", dijo, antes de destacar que el número de víctimas se mantiene estable en las últimas horas.