Diario Vasco

Sevilla, 19 jun (EFE).- La Junta de Andalucía ha autorizado a los padres a no llevar a los niños al colegio o recogerlos antes de las aulas a causa de las altas temperaturas, por lo que considerará justificada la falta de asistencia del alumnado al centro siempre que haya sido comunicada por la familia.

En una comunicación de la Dirección de Ordenación Educativa, la Junta pone en marcha estas medidas "a la vista de que la situación excepcional de ola de calor no remite" y de que incluso pueden alcanzarse temperaturas más altas en los próximos días.

Ha tenido en cuenta el "sobrecalentamiento" producido en los edificios escolares, por lo que los centros docentes, "en aplicación del principio de autonomía organizativa", podrán "flexibilizar" el horario del alumnado para adaptarse a las circunstancias de temperaturas "excepcionales".

Entre las opciones que se ofrecen está la salida del alumnado del centro a requerimiento de las familias, "de acuerdo con la organización previa" y los horarios que se establezcan, así como la falta de asistencia si la familia lo ha comunicado antes.

Las medidas que adopten los centros docentes se trasladarán al Consejo Escolar y a las familias, mediante los procedimientos y cauces "contemplados en el correspondiente plan de centro".

En todo caso, la Junta indica que con independencia de las medidas que adopten los centros quedará garantizado el cumplimiento del horario general, la evaluación del alumnado y la prestación de los servicios complementarios.

Por su parte, la consejera de Educación, Sonia Gaya, ha recordado que, según la provincia, quedan tres o cuatro días para que termine el curso, y ha indicado que se trata de una medida excepcional para una situación inusual.

Además, ha anunciado que en septiembre estará en marcha un protocolo de actuaciones para cuestiones relacionadas con inclemencias meteorológicas que los colegios deberán incorporar a sus planes de centro y de autoproteccion para resolver este tipo de incidencias sin demoras.