Diario Vasco

Valencia, 19 jun (EFE).- Ford Almussafes ha decidido retrasar la supresión del segundo turno de motores ante el repunte de la demanda de motores de gasolina, según han confirmado a Efe fuentes sindicales.

La eliminación de un turno de trabajo estaba prevista en el acuerdo alcanzado para el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en la planta de motores aprobado en marzo, cuya vigencia comprende del 30 de marzo de 2017 al 30 de abril de 2018.

Ahora, debido a la demanda del motor de gasolina, se retrasa al 11 de septiembre la supresión del turno, si bien será entonces cuando se tome la decisión.

La planta de motores seguirá funcionando a dos turnos pero se dejará de producir durante dos días completos en junio y cinco en julio, así como la última semana de agosto, según las fuentes.

El ERTE garantizó que no se aplicaría movilidad a los empleados y que al final del periodo de regulación todos -los 270- seguirán adscritos a la planta de motores.