Diario Vasco

Boadilla del Monte, 19 jun (EFE).- El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha recogido en los primeros cinco meses de 2017 un total de 160 animales abandonados o extraviados, entre los que se encuentran gatos, perros, conejos, hurones y erizos.

Muchos de ellos han sido recuperados por sus dueños, otros se han podido dar en adopción y algunos permanecen en el centro de protección animal de que dispone el Ayuntamiento, señala el Consistorio en un comunicado.

El Ayuntamiento de Boadilla ha aumentado en un 50 % la partida presupuestaria destinada a este fin, algo más de 54.000 euros.

Este incremento permite que los animales vagabundos y los perdidos o extraviados que no son recogidos por sus propietarios sean mantenidos en el centro de protección animal hasta su adopción o fallecimiento natural.

La partida cubre también la alimentación, los cuidados veterinarios necesarios así como las mejoras pertinentes en las instalaciones que permitan atender adecuadamente a los animales recogidos.

El Consistorio efectúa campañas periódicas para favorecer y promover la adopción de animales abandonados y para fomentar la tenencia responsable de animales de compañía, tanto en lo relativo al cuidado del mismo como desde el punto de vista de la convivencia con otros vecinos.

La Concejalía de Sanidad de la localidad ha informado además de que dispone de un censo de animales en el que es obligatorio inscribir a los perros y gatos domésticos y de otro de perros potencialmente peligrosos cuya inscripción es también obligatoria.