Diario Vasco

Lisboa, 19 jun (EFE).- El número de víctimas mortales que deja el incendio que arrasa desde el sábado el centro de Portugal aumentó hoy a 63 con la muerte de un bombero que se encontraba hospitalizado en estado muy grave en Coimbra.

El fallecimiento fue confirmado por el presidente de la Liga de los Bomberos portugueses, Jaime Marta Soares, que explicó en declaraciones a periodistas que la víctima, de 40 años, estaba casado y tenía un hijo.

El bombero, de la corporación de la localidad de Castanheira de Pera, tenía lesiones en el rostro y las vías aéreas "muy quemadas", y fue sometido a una intervención quirúrgica, pero no sobrevivió.

Soares explicó que el bombero se desplazaba a la zona del incendio cuando su camión chocó con un vehículo de civiles y sufrió las lesiones que le causaron la muerte al intentar salvar a las víctimas, que estaban atrapadas en el coche en llamas.

El fallecido era uno de los cuatro bomberos que se encontraban en estado muy grave, a los que se suma otro en estado "grave" y dos civiles también heridos en estado grave.

El incendio continúa activo con cuatro frentes en tres distritos del centro de Portugal, Leiria -el más afectado-, Castelo Branco y Coimbra.