Diario Vasco

Ciempozuelos, 19 jun (EFE).- El concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ciempozuelos, Juan Pedro García del Campo, ha presentado hoy un escrito en el registro municipal en el que pide a los grupos de la oposición que vuelvan a formar parte de la Mesa Mixta de Desahucios.

De este modo, solicita a los concejales de PSOE, PP, CPCI y PIC que reconsideren sus decisión de abandonar dicha mesa, a la que asistieron por última vez el 6 de junio.

Esta petición del edil de Ahora Ciempozuelos responde al comunicado conjunto emitido por los cuatro grupos, en el que estos mostraban su malestar por lo que consideraban un mal funcionamiento de la mesa.

"Este espacio de diálogo se creó para resolver los problemas de los afectados por la hipoteca -afirma la oposición en dicho comunicado- sin que a día de hoy haya tenido apenas algún fruto ni haya cumplido algún objetivo real para las familias".

A ello se suma la reciente ocupación del edificio conocido como La Esperanza por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que, según la oposición, ha contado con la connivencia del Gobierno municipal de Ahora Ciempozuelos.

De hecho, el abandono de la mesa el 6 de junio estuvo motivado principalmente por esta cuestión, ya que, aseguran, "se nos ocultó la intención de ocupar el edificio, cuando la decisión ya se tenía planificada".

Para estos grupos carece de sentido que dicha mesa esté integrada únicamente por representantes políticos de la Corporación y la citada PAH, ya que otras organizaciones sociales habrían abandonado la misma tras comprobar su escaso funcionamiento.

La ocupación de un edificio bajo el "amparo" de Ahora Ciempozuelos invalidaría, según la oposición, su actividad.

"La PAH y el equipo de Gobierno -insisten- no pueden cometer y amparar respectivamente una ilegalidad y sentarse a la vez en una mesa a buscar soluciones institucionales y legales".

No obstante, el concejal de Servicios Sociales considera que "a lo largo de los años que ha venido funcionando la mesa, se han conseguido algunos de los objetivos que se propusieron para su creación".

Asimismo, defiende que dicha mesa constituye un instrumento más de participación, por lo que "no parece comprensible que lo abandonen, aduciendo problemas de funcionamiento".

Por último, emplaza a los concejales de la oposición a una reunión en la que se puedan exponer las dificultades surgidas, en aras de conseguir el retorno de estos grupos a la mesa de desahucios.