Diario Vasco

Ávila, 19 jun (EFE).- El abulense Alberto Zoilo Álvarez (1971) ha sido nombrado hoy nuevo presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid (Adefam), en el transcurso de la XIV Asamblea Anual de Socios de este colectivo cuyo peso en la economía madrileña es del 1,13 por ciento del PIB.

Según ha informado hoy en nota de prensa Adefam, Álvarez toma el testigo de Inés Juste, presidenta del Grupo Juste, tras permanecer en el cargo desde 2014, haciéndose cargo de una organización que agrupa a un centenar de empresas familiares madrileñas, con un volumen de empleo cercano a los 192.000 trabajadores.

El máximo responsable de Adefam es presidente del centenario Grupo Antonio Álvarez, cuya responsabilidad tuvo que asumir con 39 años, tras el repentino fallecimiento de su padre en 2011, representando la quinta generación de una empresa que fundó su tatarabuelo Zoilo Alvarez en Ávila en 1885.

Actualmente este grupo emplea a 450 personas y está presente en once provincias de siete comunidades autónomas.

En su discurso pronunciado en un acto que ha contado con la asistencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el nuevo presidente de Adefam ha pedido a los políticos que escuchen a las empresas y que traten de conocer sus problemas.

"La clase política, los ciudadanos y la sociedad en general tienen que entender que si funcionan las empresas se resuelve un problema importantísimo para a las sociedades actuales y para los sistemas institucionales vigentes", ha argumentado Alberto Zoilo Álvarez.

Asimismo, ha apelado al espíritu de consenso entre las fuerzas políticas para superar los grandes retos que tiene España, a la vez que ha advertido sobre el hecho de que el cambio tecnológico "condiciona muy seriamente el futuro de los negocios".

Igualmente, ha sostenido que la Educación debería estar "marcada en rojo" en las agendas de los dirigentes políticos como la "principal prioridad", teniendo en cuenta que "una formación adecuada es imprescindible para una sociedad moderna, justa y preparada para el futuro".

Además, ha considerado "muy importante" que las administraciones contribuyan a "la buena salud de las empresas" y "favorezcan la actividad económica a través de unos adecuados marcos legislativos".

Por su parte, ha pedido a los empresarios familiares que "superen la vieja dicotomía entre empresarios y emprendedores", ya que en su opinión el cambio tecnológico les llevará a "ser cada día más emprendedores" en sus propias empresas.