Diario Vasco

Madrid, 20 may (EFE).- Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, reconoció a horas de disputar el partido que decide el campeón de LaLiga Santander en La Rosaleda, que siente que "muchos no quieren que gane el Madrid", pero señaló que tienen la clave en el trabajo, la lucha y "nunca bajar los brazos" para acabar campeones.

"Muchos seguro que no quieren que gane el Madrid, pero esto ha sido siempre así y va a seguir, no pasa nada. Sabemos donde estamos, que nos lo tenemos que ganar nosotros en el campo como hicimos hasta ahora, trabajando, luchando y nunca bajar los brazos", señaló en rueda de prensa en la ciudad deportiva madridista.

Al Real Madrid le vale para proclamarse campeón de Liga cinco años después un empate frente al Málaga. Zidane aseguró que saldrán por la victoria y con la misma mentalidad ganadora que su equipo ha mostrado desde su llegada.

"No vamos a cambiar nada, la idea es salir a tope, a dar el cien por cien, todo lo que tenemos. Hay que estar concentrados y salir a ganar como siempre porque está en el ADN de este equipo. Luego veremos lo que va a pasar, pero en nuestra cabeza siempre es salir a ganar", aseguró.

Zidane no habló del papel que tiene Míchel, madridista y actual técnico del Málaga que puede dejar al equipo de su corazón sin Liga. Se centró en su equipo y en lo que deben hacer para ser campeones.

"Miro sólo lo que tenemos que hacer nosotros, siempre ha sido así. Dependemos de nosotros y no miro ni al rival ni a nadie. Vamos a tener un partido difícil contra un equipo que últimamente lo está haciendo fenomenal. Lo sabemos. Todo depende de nuestro partido y me interesa más lo que vamos a hacer nosotros", dijo.

Sin hacer balances hasta que la temporada no acaba, sí admitió el técnico francés que la clave del éxito ha sido su forma de tratar a los jugadores de su plantilla para tener a todos enchufados y listos para rendir cuando les llegó la oportunidad.

"Todos los jugadores han aportado. Desde el principio dije que esta plantilla es un espectáculo, todos son muy buenos. La clave ha sido que se han sentido todos importantes. Los que han jugado menos han sido igual de buenos que los que jugaron más. Es muy importante jugando cada tres días y teniendo 60 partidos al año. Por eso llegamos bien de ánimo y físicamente de puta madre", afirmó.

El Málaga pondrá las cosas muy difíciles al Real Madrid, opinó Zidane, que destacó el cambio del equipo desde la llegada de Míchel. "Va a ser un partido muy difícil porque es muy buen equipo que acaba de hacer resultados muy buenos y está jugando muy bien. Sabemos que va a ser incluso más difícil que el miércoles en Vigo".

No se cansa de repetir Zidane que todavía no han "ganado nada" y sea campeón de títulos grandes o no esta temporada, admitió que se queda con el trabajo de su equipo. "Trabajamos hasta hoy muy bien porque estamos en una final de Liga y a un partido de ganar la Champions".

"Nos habría gustado ganar la Liga antes, pero es muy bonito ganar este título y será hasta el final. Nosotros vamos a darlo todo, la motivación la tenemos todos y no nos vamos a rendir hasta el último segundo", añadió.

Ha sido muy importante en la recta final de la temporada el momento físico y goleador del portugués Cristiano Ronaldo, al que ensalzó su técnico. "Lo está haciendo fenomenal, llega en un momento muy dulce, está muy bien, como toda la plantilla. Está muy contento".

Y terminó valorando lo que significaría conquistar la Liga para el Real Madrid cinco años después. "Sabemos la dificultad de ganar una Liga, es un trabajo muy duro porque son 38 jornadas y no es nada fácil. Tienes cada jornada que mostrar que quieres ganarla y es lo que hicimos hasta ahora. Trabajamos muchísimo, los jugadores han estado fenomenal en el día a día".

"Merecemos lo que estamos haciendo, estamos primeros y ahora hay que acabarlo con un último partido que seguramente será el más difícil. Tuvimos dificultades contra el Celta y el Sevilla pero con mucha concentración se pueden conseguir cosas", sentenció.