Diario Vasco

Redacción deportes, 20 may (EFE).- Nairo Quintana (Movistar) admitió que "la pelea será con el líder Tom Dumoulin", a quien vio "muy fuerte en la subida a Oropa", y espera desde la segunda plaza de la general a una tercera semana de carrera cuyas etapas, asegura, le pueden "ir bien".

"Ha sido un final algo diferente a lo que esperábamos. Pienso que he hecho una gran subida, intentándolo y gastando todas las fuerzas que tenía para probar a los rivales, pero hemos visto a un Dumoulin realmente fuerte, que ha realizado una gran ascensión".

Quintana explicó que "el viento soplaba en parte a favor y eso pudo haber beneficiado a un tipo distinto de corredores".

"En general las piernas han respondido bastante bien, como esperaba, y por el lado positivo sacamos una ventaja con otros rivales y nos centramos en la pelea con el líder".

A pesar de que el colombiano se encuentra segundo en la general a 2.47 minutos de Dumoulin, no pierde la esperanza ante una tercera semana que será decisiva y que incluye dos finales en alto.

"Las etapas de la tercera semana deberían irme bien: son muy diferentes a esta, que son un único puerto, y con toda la subida que queda en este Giro debemos seguir peleando. Mientras tengamos fuerzas, intentaremos todo lo que las piernas nos alcancen hasta que se acabe el Giro", concluyó.