Diario Vasco

Madrid, 20 may (EFE).- La Final a Cuatro de la Euroliga que se disputa en Estambul (Turquía) y en la que participan el Real Madrid, el Fenerbahce turco, el Olympiacos griego y el CSKA Moscú ruso tiene otro equipo español en liza: la empresa barcelonesa First Vision, responsable de la grabación en 360 grados de los partidos.

A través de dos cámaras con un ángulo de visión de 180 grados, colocadas en la camiseta de uno de los tres árbitros de cada encuentro, First Vision ofrecerá en esta 'Final Four' un punto de vista nunca visto en la gran final del baloncesto europeo: el de la primera persona sobre el parqué y con imágenes de todo lo que le rodea gracias a esta tecnología inmersiva.

"Tendremos los mejores momentos de cada partido con este punto de vista de 360 grados, que se podrá ver con gafas de realidad virtual o con el móvil utilizando un 'cardboard'", explicó a EFE el presidente de la compañía José Ildefonso.

Será una vuelta más a la experiencia que ya desarrollan desde la pasada temporada con la Euroliga de baloncesto, pero que hasta ahora solo había incluido cámaras con la perspectiva habitual que no permitían la visualización en 360 grados.

Complementarán este punto de vista excepcional con otras tres cámaras que también tienen esta perspectiva inmersiva y que se ubicarán, dos en altura y otra sobre una de las canastas.

"Esperamos que nuestro trabajo en la 'Final Four' sea un trampolín", añadió Ildefonso, que reconoció que esta colaboración con la Euroliga ya les ha abierto la puerta de otros grandes torneos europeos en otros deportes.

El equipo español que estará 'in situ' en el pabellón Sinan Erdem de Estambul consistirá en dos personas, ya que el trabajo de edición se hará desde Barcelona.

"Hemos conseguido reducir mucho el equipo, enviamos dos personas allí, pero esperamos en el futuro no tener que enviar ninguna gracias a la sencillez del producto. El planteamiento en esta 'Final Four' es sencillo, recibiremos las imágenes y luego haremos aquí el montaje de los 'highlights' (resúmenes)", amplió.

La empresa española, pionera en este tipo de servicios que ya ha puesto en práctica en otros torneos como la final de la liga VTB de baloncesto que agrupa a equipos rusos y bálticos o en algunos encuentros de la liga de rugby del Reino Unido, y con pruebas en balonmano, hockey sobre hielo y fútbol.

No obstante, el presidente de First Vision reconoció que están teniendo dificultades para insertar su producto en deportes como el fútbol, debido a las dificultades para que las federaciones permitan que se usen sus camisetas con cámaras, pese a que su pequeño tamaño hace que no supongan ninguna molestia para los jugadores o árbitros.

"Los realizadores de televisión quieren las cámaras, pero para usarlas necesitamos las aprobaciones federativas, y eso lo complica", apuntó Ildefonso, que reveló que la compañía ya ha hecho pruebas en partidos amistosos con los equipos femeninos del Atlético de Madrid y el Valencia, auspiciadas por LaLiga.

First Vision contó en sus inicios con el apoyo del futbolista español Andrés Iniesta y el pívot hispanocongoleño Serge Ibaka, que son socios de la compañía, pero ahora está captando el interés de más deportistas que quieren invertir económicamente en el proyecto.

La compañía barcelonesa ha iniciado una ronda de financiación en la que espera captar medio millón de euros, de los cuales 100.000 ya han sido aportados por el grupo de inversores Shorai, especializados en negocios relacionados con el deporte y la tecnología.