Diario Vasco

Seúl, 19 may (EFECOM).- La Bolsa de Seúl cerró hoy prácticamente plana en una jornada marcada por la falta de alicientes ante la conclusión de la temporada de presentación de resultados corporativos para el primer trimestre, apuntaron analistas locales.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con un avance de 1,66 puntos, un 0,07 por ciento, y quedó en 2.288,48 puntos en una jornada en la que se movieron 5.120 millones de dólares.

El índice de valores tecnológicos Kosdaq subió 4,33 puntos, un 0,68 por ciento, y cerró en 642,45 unidades.

Desde el inicio, el Kospi apenas mostró movimiento, permaneciendo buena parte de la jornada entre terreno positivo y negativo.

La conclusión de la temporada de resultados ha dejado sin incentivos a los inversores locales, apuntaron analistas surcoreanos, tras las últimas semanas de consistentes escaladas del Kospi.

De este modo, los economistas consideran que a partir de la semana próxima el selectivo volverá a quedar más a merced de la voluntad de los participantes extranjeros y de los factores externos.

Las noticias que apuntan a una reestructuración del modelo de gestión empresarial que favorecería a los accionistas beneficiaron hoy a Hyundai Motor, el mayor fabricante de coches surcoreano, que se apreció un 3,03 por ciento.

Su filial de autopartes, Hyundai Mobis, escaló un 5 por ciento.

La mejora de relaciones entre Corea del Sur y China tras la llegada al poder en Seúl del presidente liberal Moon Jae-in también fue positivo para los gigantes de la cosmética y los minoristas, muy expuestos al país vecino.

De este modo, AmorePacific avanzó un 1,27 por ciento, mientras que Lotte Shopping ganó un 1,1 por ciento.