Diario Vasco

Morelia , 19 may .- Un grupo armado secuestró la noche del jueves a Salvador Adame Pardo, director de una televisión local mexicana del occidental estado de Michoacán, confirmaron hoy a Efe sus familiares.

Adame es director del Canal 6Tv, con sede en la ciudad de Nueva Italia (en el municipio de Múgica), donde ha trabajado desde hace más de 20 años en diversos medios de comunicación.

Los familiares de Adame revelaron que este desapareció alrededor de las 19.00 hora local (00.00 GMT del día siguiente) del jueves, a las afueras de una planta purificadora de agua de su propiedad.

Una fuente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán confirmó a Efe que uno de los familiares de Adame interpuso anoche una denuncia por el secuestro.

"Hay un trabajo de investigación por parte de la institución, pero tenemos que ser muy cautelosos en hacer pública esa intervención de la autoridad", señaló.

Los familiares afirmaron que los hombres armados obligaron al periodista a subir a una camioneta Ford de color negro.

De acuerdo con testigos consultados por la familia de la víctima, la camioneta enfiló hacia el poblado denominado como Nuevo Coróndiro, del mismo municipio, donde existe la presencia de cárteles de la droga autodenominados como La Nueva Familia Michoacana, Los Viagras, Cártel de Jalisco Nueva Generación, Los Caballeros Templarios y el de "El Cenizo".

Salvador Adame había decidido desde hace un par de años no cubrir hechos de violencia, ante las presiones del narcotráfico que existen contra los periodistas en la región de Tierra Caliente.

En abril 2016, él y su esposa Frida Urtiz Martínez -también periodista- fueron golpeados y detenidos por más de tres horas por la Policía Estatal tras documentar con una cámara de vídeo el desalojo violento de un grupo de mujeres que protestaban en la alcaldía de Nueva Italia.

En una charla informal que en el mes de febrero pasado Adame Pardo sostuvo con Efe, él reveló ser sobrino político de Casimiro Quezada Casillas, exalcalde de Nueva Italia durante el trienio 2012-2015 y quien también se encuentra desaparecido desde el primero de octubre de 2016.

En los últimos once años, el estado de Michoacán acumula el asesinato de seis periodistas y la desaparición de otros seis.

El secuestro de Adame se da en unos momentos en los que el asesinato del periodista Javier Valdez, ocurrido el pasado lunes en Sinaloa, ha avivado las protestas del gremio periodístico ante la inseguridad y la violencia que sufren.