Diario Vasco

Rabat, 19 may (EFE).- El gobierno marroquí convocó hoy al Encargado de Negocios de la embajada de Argelia en Rabat para exigir a su gobierno que presente sus excusas por un incidente diplomático entre ambos países registrado ayer en un foro de la ONU en San Vicente y las Granadinas.

Según la versión ofrecida hoy por el ministerio marroquí de Exteriores, su diplomático Mohamed Ali el Jamlichi fue ayer "agredido físicamente" por el director general del ministerio argelino de Exteriores, Sufián Mimuni, durante un seminario organizado por la ONU en esa isla caribeña sobre "los territorios no autónomos".

El Encargado de Negocios argelino escuchó hoy la protesta de Marruecos por "este acto que transgrede todos los usos y las prácticas diplomáticas", "un acto inadmisible de la parte de un alto responsable argelino", según un comunicado hecho público esta tarde por el ministerio de Exteriores marroquí.

El ministerio había emitido poco antes otro comunicado dando detalles sobre lo sucedido ayer en el foro de la ONU: según su versión, Sufián Minumi, "número 3 del ministerio argelino, en un estado de histeria, atacó al diplomático marroquí en presencia de las delegaciones de los países participantes".

El comunicado no aclara las circunstancias exactas, salvo que se trataba de una discusión sobre quién representaba a la población del Sáhara Occidental, ya que aparentemente Marruecos había llevado al foro a cargos electos pro marroquíes del Sáhara Occidental.

Jamlichi necesitó atención médica en un hospital local y presentó una denuncia ante la policía.

Este es el enésimo incidente diplomático entre Marruecos y Argelia por culpa del Sáhara Occidental; Rabat sostiene que el conflicto del Sáhara no es con la población saharaui, sino que ha sido creado y fomentado por el gobierno de Argel.

El ministerio sostiene en su comunicado que "la actitud agresiva (del representante de Argelia) traduce el extremo nerviosismo de la diplomacia argelina ante la evolución que ha vivido la cuestión del Sáhara".

Concretamente el gobierno marroquí considera victorias propias la última resolución del Consejo de Seguridad sobre la cuestión, el reciente retorno de Marruecos a la Unión Africana y la evacuación del Frente Polisario de la posición que ocupaban en Guerguerat, en el extremo sur del territorio saharaui.

Sin embargo, los comunicados de Exteriores no hacen la menor alusión a los dos barcos retenidos actualmente (uno en Panamá y otro en Sudáfrica) por transportar fosfatos extraídos en el Sáhara, y que han sido inmovilizados a petición del Frente Polisario.