Diario Vasco

Córdoba, 19 may (EFE).- El entrenador del Ángel Ximénez Avia, Quino Soler, dijo hoy a Efe que afronta el último partido de la temporada en Puente Genil con idea de "despedirse bien de la afición" ante un Liberbank Ciudad Encantada de Cuenca que, en su opinión es un "gran equipo y la revelación" de la Liga.

Soler indicó que "todo el mundo daba que Cuenca estaría abajo, pero se ha ganado estar luchando por una plaza europea y no queda otra que felicitarlos" por algo que tiene "un gran mérito" y que lograron por "un enorme rendimiento colectivo".

"Con todo, nuestra ilusión y obligación es ganar en casa en el adiós a la temporada, pero su aliciente es enorme", afirmó Soler, quien agregó que, no obstante, "no será fácil, pero ningún partido lo ha sido este año".

El técnico malagueño dijo que "ahora la única realidad" de su equipo es "ganar y esperar" para ver cómo queda la clasificación en la última jornada con la idea de poder aspirar a la octava plaza desde la décima actual.

Añadió que el encuentro tiene "un montón de alicientes", ya que para "varios jugadores será su último partido" en Puente Genil, como los casos del serbio Ljubomir Josic o el japonés Atsushi Mekaru, que no continuarán la próxima campaña.