Diario Vasco

Caracas, 19 may (EFE).- El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), Maikel Moreno, dijo hoy que las sanciones que le impuso a él y a otros siete magistrados el Departamento del Tesoro de Estados Unidos buscan "intimidar" a los jueces para hacer mella en la independencia del Poder Judicial.

"El Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica intenta coaccionar e intimidar la conciencia de los magistrados del máximo órgano judicial de la República Bolivariana de Venezuela para así imponer una agenda al margen de las leyes y del proceso democrático en nuestro país", dijo Moreno.

El magistrado leyó un comunicado ante periodistas desde la sede del TSJ en Caracas en el que señala que "los propósitos imperiales movidos por intereses oscuros pretenden mellar la independencia del Poder Judicial para así tomar control de la administración de justicia".

Señaló que los magistrados no aceptan "la imposición e intervención de Gobierno extranjero alguno" en competencias que son "exclusivas" del TSJ.

Ayer el Departamento del Tesoro de EEUU impuso sanciones económicas al presidente del TSJ y a siete magistrados de la Sala Constitucional de la corte por "usurpar la autoridad" de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

Los otros incluidos en las sanciones, que congela bienes dentro de la jurisdicción estadounidense y prohíbe transacciones financieras, son los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ Luis Fernando Damiani, Arcadio Delgado, Gladys Gutiérrez, Juan José Mendoza, Calixto Ortega, Lourdes Suárez y Carmen Zuleta.

La nuevas sanciones se dan tras casi 50 días de protestas antigubernamentales que ya han dejado 46 muertos y que se desencadenaron en Venezuela tras la orden del TSJ de suspender las funciones a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, que ha calificado el hecho como un "golpe de Estado".