Diario Vasco

Madrid, 19 may (EFECOM).- El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha dicho hoy que se ha podido abordar con éxito un año complicado como 2016, marcado por los bajos precios del crudo, gracias a la compra de la canadiense Talisman, que ha hecho de Repsol una compañía "estratégicamente diferente".

Imaz, en respuesta a preguntas de los accionistas en la junta que Repsol ha celebrado hoy, ha indicado que, transcurridos dos años de la compra de Talisman, por la que Repsol pagó 10.400 millones de euros, la compañía tiene "menor riesgo", gracias a la incorporación de activos como la empresa canadiense, pero también en países por su presencia en países como Estados Unidos, Vietnam, Malasia, Reino Unido y Colombia.

Además, ha explicado que Repsol ha podido incrementar su presencia en la explotación de gas y es hoy una compañía mejor preparada para abordar los retos de la transición energética, ya que un 65 % de sus reservas totales son de gas.

Ha indicado que, con la incorporación de Talisman, Repsol también ha triplicado los activos operados, y en exploración y producción (upstream) el 65 % de los activos que posee los opera directamente, lo que le permite tener un mayor control sobre los costes.

El consejero delegado ha añadido que Repsol tenía que invertir para mantener su producción y ha añadido que los 700.000 barriles equivalentes producidos al día van a seguir aumentando.

También ha subrayado que los 260-270 millones de euros que Repsol estimaba que se iban a obtener por las sinergias de la operación de Talisman se van a convertir en 400 millones en 2020, a lo que hay que añadir que el conjunto de activos de la compañía canadiense están hoy mejor que lo que se preveía antes de la compra.