Diario Vasco

Berlín, 19 may (EFE).- Unos cincuenta ultraderechistas trataron hoy de irrumpir en la sede del Ministerio de Justicia alemán en Berlín para protestar contra la propuesta de ley que se tramita en el Parlamento para combatir los llamados delitos de odio y noticias falsas en las redes sociales.

Los manifestantes, del llamado "Movimiento Identitario", que se considera defensor de una "identidad nacional" y al que los servicios secretos tienen bajo observación, se aproximaron con un camión a la sede de Justicia y trataron de acceder a su interior mediante una escalera de mano, apuntaron medios locales.

Los ultraderechistas corearon eslóganes contra el ministro de Justicia, Heiko Mass, y a favor del cierre de las fronteras en Europa.

Según explicó un portavoz de las fuerzas de seguridad al semanario "Focus", la policía, que vigilaba otro acto a poca distancia, pudo acudir con rapidez y disuadir sin violencia a los ultraderechistas de sus propósitos.

El presunto organizador de la manifestación fue trasladado a dependencias policiales, donde se le tomaron los datos para abrirle un expediente por infringir la ley de reunión, mientras que el grupo colgó en su cuenta de Facebook imágenes de su protesta contra el Ministerio.

Según explicó recientemente el Gobierno en una respuesta parlamentaria, el "Movimiento Identitario" cuenta con unos 300 miembros, de los cuales sólo una minoría participa regularmente en acciones de protesta.

El pasado diciembre, un grupo de "identitarios" intentó ocupar la sede central de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller alemana, Angela Merkel, y en agosto seguidores de este movimiento treparon a la Puerta de Brandeburgo y colocaron debajo de la cuadriga que la corona una pancarta con el lema "Fronteras seguras, futuro seguro".

Según el Gobierno alemán, los "identitarios" forman parte de los nuevos movimientos de extrema derecha, que rechazan las sociedades multiculturales y ven la inmigración y el islam como una amenaza.