Diario Vasco

Madrid, 19 may (EFE).- Varios integrantes de la Unión Romaní, el Movimiento contra la Intolerancia y Feministas por la Diversidad, entre otros, se han concentrado hoy en Madrid para exigir a Europa medidas urgentes que frenen los "crímenes racistas" hacia los gitanos, tras el asesinato en Roma de tres hermanas de esta etnia.

La concentración, en la que han participado medio centenar de personas, se ha desarrollado de forma pacífica ante la embajada italiana durante cerca de una hora.

Representantes de estas asociaciones han leído un manifiesto en el que han mostrado su repulsa por el asesinato de las tres hermanas de 20, 8 y 4 años que el pasado 9 de mayo murieron en el incendio de la caravana en la que dormían, después de que un "encapuchado" lanzase al vehículo una botella incendiada.

Consideran que se trata de un crimen de odio y que "no puede quedar sin justicia" y, además, han manifestado que este asesinato se produce en un contexto de "clima de xenofobia e intolerancia antigitana que se está viviendo en toda Europa".

A ello han sumado las "persecuciones en Hungría, las expulsiones en Francia y las cacerías en Turín", como más ejemplos de que "los crímenes de odio racistas están a la orden del día en Europa".

Para acabar con esta "lacra", han pedido a las instituciones europeas que actúen con "firmeza y a fondo" porque este tipo de sucesos atacan los derechos humanos y la dignidad.

Tras la lectura del manifiesto, dos de los asistentes han sido recibidos por el embajador italiano, Stefano Sannino, a quien le han trasladado sus reivindicaciones y la urgencia de encontrar al culpable del crimen de Roma.

Sannino ha salido a las puertas de la embajada, donde ha dicho a los manifestantes que este suceso "nos toca a todos". "Todos debemos tener un compromiso muy fuerte porque estas cosas no pueden continuar y romper el muro de la diferencia, así como acabar con la idea de que son cosas que pueden suceder en nuestra sociedad".