Diario Vasco

La Habana, 19 may (EFECOM).- Cuba busca aprovechar el auge reciente de su turismo, una de las locomotoras de la economía de la isla, para dinamizar otras áreas y servicios locales, en los que el sector turístico invirtió en 2016 más de 310 millones de pesos convertibles (CUC, equivalente al dólar).

Esta cifra representa aproximadamente el 64 % de los gastos de operación ejecutados por las empresas estatales del turismo, frente a los 160 millones de CUC empleados en la importación de alimentos y otros productos del extranjero, un 26 % de los gastos totales, señala un artículo del diario Juventud Rebelde.

El año anterior, el país caribeño compró en el exterior cubertería, vajilla, lencería, material de oficina, de limpieza, productos desechables y mobiliario, además de conservas de vegetales y frutas, embutidos, lácteos, confituras y cervezas, debido a que la industria local no pudo con la demanda.

Durante un foro de la cuarta Feria Nacional de Negocios, con sede en La Habana hasta el próximo 25 de mayo, directivos de la Industria Ligera cubana aseguraron que ya realizan "un grupo de microinversiones para ampliar capacidades" y ofertas destinadas al sector turístico.

El director general de la Empresa Nacional de Frutas Selectas, Juan Carlos Rodríguez, afirmó que para 2017 unas 60 empresas locales garantizarán 128 productos agrícolas y adelantó que pretenden incluir prácticas agrotécnicas más eficientes para producir cultivos priorizados y de alta demanda como las hortalizas y las frutas.