Diario Vasco

Madrid, 19 may (EFE).- Izquierda Unida considera que la custodia compartida es una buena opción si es consensuada de mutuo acuerdo por los progenitores, pero cree que su imposición es una medida "inaceptable y nociva".

Esta semana en el Congreso de los Diputados, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, indicó que aboga por la inclusión de la figura de custodia compartida en el Código Civil, una modalidad que considera que ha de normalizarse pero no imponerse de manera automática.

Al respecto, Izquierda Unida ha afirmado que nunca apoyará un desarrollo legislativo que contemple la imposición de la custodia compartida, ya que supondría "un retroceso en los avances conquistados por las mujeres".

Si no existe un acuerdo de cooperación entre los padres, los efectos de la custodia compartida "son muy negativos para la autonomía y los derechos de las mujeres, dado que se las obliga a mantener un tipo de relación con el padre que pueden no desear", ha indicado en un comunicado la responsable federal del Área de la Mujer de IU, Maite Mola.

La política ha sostenido que una relación obligada puede desembocar en una "situación de inestabilidad muy perjudicial" para los menores y favorecer a los "maltratadores que quieran imponer su presencia en la vida de sus ex parejas".