Diario Vasco

Madrid, 19 may (EFE).- La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha defendido hoy que la conferencia que pronunciará el próximo lunes en el Palacio de Cibeles Carles Puigdemont no significa que el Ayuntamiento apoye al presidente catalán, sino que se trata de "facilitar la libertad de expresión".

En declaraciones a los periodistas, Carmena ha subrayado que Madrid es "el lugar del encuentro de España" y es "importante que los catalanes sepan que Madrid está siempre abierto para ellos y para las vías de encuentro para resolver una confrontación que nadie quiere".

Ha añadido que el local alquilado para el acto del día 22 -en el espacio CentroCentro, ubicado en la sede del Palacio de Cibeles del Ayuntamiento de Madrid-, lo fue anteriormente por Ciudadanos y "nadie puede pensar que por esto Madrid apoya a este partido".

Con respecto al acto de protesta organizado hoy por el PP para pedir al Ayuntamiento que no de cobertura institucional a la conferencia de Puigdemont, la alcaldesa ha dicho que le parece bien que el PP "exprese lo que consideren oportuno".

En su opinión, "el PP se equivoca" porque organiza este acto de protesta en defensa de la Constitución, cuando, para ella, la Constitución es "la esencia del ejercicio de las libertades", por la que -ha dicho- "todos tenemos que hacer siempre lo posible para garantizarla".

"Me parece mal que se piense que se deba impedir que la gente hable", ha añadido la alcaldesa de Madrid.

Acerca del alquiler del inmueble municipal por parte de Madrid Destino a la Generalitat, a través del centro cultural Blanquerna, Carmena ha dicho que cuando fue contratado ella no sabía cuál era el fin.

Y ha matizado que Madrid Destino no tiene por qué informarle de quién contrata estos alquileres, siempre previo pago y "en el marco de los derechos de libertad de expresión y de encuentro".

Manuela Carmena ha explicado que el próximo lunes recibirá en su despacho a Puigdemont, "por protocolo y por respeto a las instituciones, como presidente que es de la Generalitat".

Aunque no acudirá a la conferencia, ha dicho, porque como alcaldesa de los madrileños se debe a la política local.