Diario Vasco

Madrid, 18 may (EFECOM).-Los sindicatos y la dirección de la planta que el Grupo PSA (Peugeot, Citroën y DS) tiene en Villaverde (Madrid) han celebrado hoy la última reunión sobre el plan industrial que prevé una inversión de 144 millones de euros para que la fábrica pueda producir un nuevo vehículo a partir de 2021.

La negociación comenzó el pasado 28 de abril, cuando la dirección presentó a los representantes de los trabajadores el plan SmartMAD2021, que tiene como objeto reforzar la competitividad de la planta para que pueda recibir un nuevo modelo de la plataforma modular CMP -para vehículos del segmento B (pequeños) y C (compactos)-, que también está preparada para versiones eléctricas.

La llegada del citado automóvil garantizaría el futuro de Villaverde durante la próxima década, después de que la compra de PSA por Opel haya generado nuevas dudas sobre la continuidad de la fábrica.

A cambio PSA propuso a los trabajadores jubilaciones anticipadas y un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para 2017-2020, que contempla varias medidas entre las que destaca la desaparición de uno de los dos turnos actuales que tiene la fábrica para producir el Citroën C4 Cactus.

Hoy la empresa, tras las reuniones que han mantenido ambas partes durante estos días, ha presentado su última propuesta, han explicado a Efe fuentes cercanas a la negociación.

Según la documentación que ha facilitado al comité de empresa y a los trabajadores, y que ha sido publicada en los tablones informativos, el ERTE duraría desde el 7 de junio de este año al 31 de diciembre de 2020.

Los efectivos deberían reducirse hasta un máximo de 431 personas mediante bajas incentivadas voluntarias o traslados a otros centros de trabajo del Grupo PSA, que podrán ser definitivos o temporales (con compromiso de reingreso para períodos de 30 o 36 meses).

En el caso de las personas con contrato de relevo no serán renovadas y se les ayudará a conseguir un nuevo empleo.

El ERTE también prevé medidas de flexibilidad para distribuir "irregularmente" la jornada de lunes a viernes hasta en dos horas, la posibilidad de hacer hasta 10 sábados de producción no voluntarios o de hacer prolongaciones de jornadas de hasta dos horas entre semana con un preaviso de 15 días.