Diario Vasco

Lisboa, 18 may (EFECOM).- La estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD), el mayor banco de Portugal, redujo sus pérdidas hasta los 38,6 millones de euros en el primer trimestre, casi la mitad que los números rojos de los tres primeros meses de 2016, cuando perdió 74,2 millones.

En un comunicado divulgado hoy, la entidad explicó que las pérdidas se deben a los costes derivados del programa de prejubilaciones y rescisiones por mutuo acuerdo para reducir su plantilla, que ascendieron a 58 millones de euros.

Estos resultados "están en línea con el plan estratégico" definido a raíz de la recapitalización de la CGD -que prevé la salida de 2.200 trabajadores hasta 2020-, explicó el presidente ejecutivo del banco, Paulo Macedo, en rueda de prensa.

Sin los costes extraordinarios derivados del programa para reducir la plantilla, el banco habría registrado unos beneficios de 3,5 millones de euros.

En cuanto a otros indicadores, el margen financiero -diferencia entre los intereses pagados por los depósitos y los cobrados por los créditos- creció el 18,4 %, hasta los 326 millones de euros, gracias a la reducción de los costes de financiación.

El producto bancario, equivalente a los ingresos de la entidad, aumentó el 65,2 %, hasta los 490 millones, influido por los resultados en operaciones financieras.

El crédito en riesgo se redujo hasta el 10,4 % del total, un punto y medio menos que en marzo de 2016, y el ratio de solvencia CET 1 se situó en el 12 %, por encima de lo exigido por las autoridades bancarias.

La reestructurada filial de España (Banco Caixa Geral, BCG) arrojó beneficios para el grupo de 4,9 millones de euros, un 16,7 % mayores que los de un año antes.

No obstante, el grupo ya anunció hace meses que tiene previsto vender su negocio en España, así como su actividad en Francia y Sudáfrica.