Diario Vasco

Barcelona, 18 may (EFE).- El Ministerio de Educación ha pedido a la Alta Inspección del Estado un "informe detallado" para comprobar si algunos libros de texto catalanes de Primaria contienen "planteamientos ideológicos partidistas", como denuncia un sindicato de profesores en un informe en el que el Govern ve "malicia y descontextualización".

El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, ha anunciado hoy esta actuación, que se produce tras la denuncia del sindicato catalán de profesores Acció per a la Millora de l'Ensenyament Secundari (AMES) sobre "falta de rigor" en algunos de los contenidos de estos libros de texto.

Este sindicato ha elaborado un informe en el que denuncia "planteamientos ideológicos partidistas y tendenciosos" en los libros de Ciencias Sociales de 5º y 6º de Primaria de las siete principales editoriales que se distribuyen en Cataluña.

Tras revisar 19 libros de "Conocimiento del medio" de 5º y 6º de Primaria de alumnos catalanes de 10 y 12 años, el informe asegura que "en muchos de ellos se han detectado planteamientos ideológicos que sólo defienden determinados partidos políticos, que lo hacen aunque no sean planteamientos acordes con nuestra Constitución".

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró ayer que "todos los libros de textos deben cumplir los requisitos de rigor y respeto de valores constitucionales y que la competencia de supervisar los libros es de las comunidades autónomas en su ámbito territorial, mientras que la función de Educación es subsidiaria".

Méndez de Vigo respondía así ayer en la sesión de control al Gobierno a una pregunta de Ciudadanos sobre qué actuaciones iba a hacer el Gobierno para garantizar "el rigor académico de los libros de historia y evitar distorsiones", en referencia a textos editados en Cataluña.

Marín ha dicho que él mismo pidió hace unos días a inspección ese informe de manera urgente tras conocer las informaciones sobre los libros de texto de historia catalanes y ha añadido que, si cuando reciba ese informe de inspección, se comprueba que "se incumple la legislación básica, entonces se hará el oportuno requerimiento e iremos a través de los juzgados -ha añadido-".

El secretario de Estado ha detallado que una vez recibido el informe de inspección y si se apreciaran supuestas vulneraciones del currículo, se haría un "requerimiento para que la comunidad haga alegaciones y si no lo cumple o no se rectifica en el periodo que se le da" se abriría la vía contencioso-administrativa.

Por su parte, el secretario de Políticas Educativas de la Generalitat, Antoni Llobet, ha afirmado que hay "malicia y descontextualización" en el informe del sindicato de profesores AMES.

En este sentido ha dicho: "Si hablamos pedagógicamente, no haríamos este ruido ni este tremendismo, pero si hablamos ideológica y políticamente, evidentemente hacemos ruido y tremendismo".

Llobet ha dicho que en el Departamento de Enseñanza catalán ya están "acostumbrados a que se quiera hacer ruido con este tema de vez en cuando", ya que no es normal, ha agregado, que alguien se escandalice por que en los libros de texto "se hable fundamentalmente de los elementos más cercanos al alumno, porque seguro que pasa en cualquier lugar del mundo".

Asimismo ha expresado su "desconcierto" en cuanto a la petición del secretario de Estado de Educación de un informe para comprobar la veracidad del informe hecho público por AMES.

"Es evidente que el Ministerio de Educación hace una reacción a partir de titulares y de cuestiones que ha visto estas últimas horas; es una lástima porque las administraciones publicas tenemos que estar para serenar los ánimos y para que en los centros educativos se trabaje con el máximo de tranquilidad", ha precisado.

Por su parte, el sindicato de la enseñanza USTEC·STEs ha denunciado en un comunicado "la falsedad de las premisas y afirmaciones" del informe de AMES.