Diario Vasco

Ciudad Real, 18 may (EFE).- El ciclista de Bolaños de Calatrava Jesús Alberto Ruiz, que fue atropellado el pasado martes por un camión cuyo conductor se dio a la fuga, ha asegurado que su vida pudo correr "serio peligro" si hubiera permanecido más tiempo en la cuneta "boca abajo y casi oculto en un cebadal".

Ruiz ha relatado a Efe que de haber estado una hora más sin auxilio "hubiese perecido", a causa de la conmoción cerebral que sufrió y que derivó en que estuviera unos 15 minutos inconsciente, por lo que cuando ingresó en el Hospital General Universitario de Ciudad Real tuvieron que hacerle "una incisión con el fin de descomprimir la cabeza", donde recibió cuatro puntos de sutura.

Jesús Alberto (1995, Bolaños de Calatrava-Ciudad Real), que llegó en 2016 al Bicicletas Rodríguez Extremadura procedente del Telcom Gimes, se recupera ya en su domicilio, adonde llegó anoche, de una fractura de la clavícula derecha, de dos costillas y la reconstrucción del codo derecho porque "había perdido carne y se veía el hueso".

"Esto es lo que más hay que vigilar, ya que se puede infectar, porque tenia gravilla que el médico, pacientemente, me quito una a una", ha detallado Ruiz.

Sobre el atropello, ha relatado que se produjo sobre las 17:30 horas, tras unas dos horas de rodaje, cuando iba por la carretera que une Daimiel con Bolaños y ya estaba cerca de su localidad natal.

"Oí, de pronto, un ruido muy raro y el camión me dio en la pierna y caí con la cabeza, golpeándome fuertemente contra el asfalto y ahí me dejó, sin auxiliarme y dándose a la fuga", relató.

"Menos mal que el conductor de una furgoneta de reparto me auxilió al verme tirado en la cuneta, próxima a un campo de cebada. Le dije que me llevara a mi casa y me dio tiempo de llamar a mi madre para informarla de lo que me había ocurrido", añadió.

El ciclista sub-23, que fue evacuado al Hospital General Universitario de Ciudad Real, donde ha estado en el Servicio de Urgencias, ha dicho que no entiende cómo "hay gente que es capaz de darse a la fuga y no socorrer a quien ha accidentado".

Ruiz ha confirmado que ha denunciado el caso ante la Guardia Civil y, al tiempo, ha mostrado su agradecimiento público hacia la persona que le auxilió. Tenía "una furgoneta de reparto, blanca, que no hemos localizado", comentó.

"Me robaron la bicicleta y todo lo que llevaba, ya que en el lugar del accidente únicamente han aparecido las patillas de las gafas", dijo, y se preguntó si "se lo llevó el mismo que provocó el accidente o fue otra persona la que lo hizo y no fue capaz de auxiliarme".

Ruiz confía en que "aparezca" quien provocó el accidente y quien le auxilió, y apeló "a la conciencia de los conductores a la hora conducir con prudencia y más cuando adelanten a ciclistas".