Diario Vasco

Sevilla, 21 abr (EFE).- El técnico del Granada, el inglés Tony Adams, admitió que "la situación es muy difícil", tras perder 2-0 con el Sevilla y ver cada vez más cerca el descenso, pero dijo que en el club hay "un proyecto a largo plazo" y van a trabajar en este final de liga "como si fuera una pretemporada" de cara a la próxima.

En la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán, Adams se mostró triste por la situación del equipo y por la derrota, aunque recalcó que "hoy era muy difícil, ante un rival duro y un equipo muy bueno como el Sevilla", por lo que está "muy contento con el trabajo" de sus jugadores y seguirá satisfecho "mientras sigan teniendo buenas actuaciones en el campo".

El entrenador rojiblanco lamentó que han tenido "lesionados" durante el encuentro y que ya llegaron con algunas bajas por lesión y sanción, y explicó que "el principio del partido no ha sido fácil", pues "el Sevilla es muy buen equipo, va tercero y juega la 'Champions'", y "era un rival difícil".

"Aún así, lo hemos intentado, sobre todo en la segunda parte, y ha sido un buen partido", añadió Adams, que dijo que prácticamente ya tienen confeccionada el 40 por ciento de la plantilla para la próxima campaña, con "un 30 por ciento de jugadores ya firmados", entre ellos buena parte de la actual como el marroquí Mehdi Carcela-González o gente "con un futuro brillante" como el camerunés Martin Hongla.

El técnico inglés reiteró que el nuevo director deportivo será presentado "la próxima semana" e insistió en que éste "es un proyecto a largo plazo" y en que tienen que "ser cuidadosos con los jugadores que estarán la próxima temporada".

"Mi intención es mantener unido al grupo y hacer un trabajo como si fuese una especie de pretemporada. No voy a poner excusas, pero lo que tengo que hacer es que los jugadores sigan confiados y motivados para el resto de la temporada", recalcó.