Diario Vasco

(Actualiza la ET2033 con el anuncio de recurso por parte de Fomento)

En el año 2006, el Ministerio de Fomento y Abertis firmaron un convenio que recogía los términos de la ampliación de la AP-7 por el que la concesionaria se comprometió a invertir más de 500 millones de euros para ampliar la AP-7 en Girona y Tarragona.

La concesionaria y el ministerio discrepaban sobre la compensación que tiene que recibir Abertis al final de la concesión en el año 2021, ya que se consideró que el tráfico que generaría el tercer carril serviría para pagar las obras, pero la crisis económica provocó un caída de la circulación del 30 % de media en toda España, por lo que se activaron unos mecanismos de compensación.

Según ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la censura de cuentas de Acesa, la aprobación de cuentas de la concesionaria por parte del Ministerio de Fomento, correspondiente al ejercicio 2011, la delegación del Gobierno en las sociedades concesionarias de autopistas del ministerio planteó dudas sobre la interpretación del convenio de la AP-7 y, en particular, sobre la compensación del tráfico garantizado.

Debido a ello, Acesa presentó un recurso administrativo de alzada contra dicha censura de cuentas, que fue desestimado por el propio ministerio en junio de 2015.