Diario Vasco

Barcelona, 21 mar (EFE).- La Guardia Civil ha interrogado al capitán, a un oficial y a un marinero del mercante ruso MID Volga 2 en el marco de su investigación para aclarar por qué ayer embistió y hundió en el canal de aproximación al Puerto de Barcelona al pesquero El Fairell, dos de cuyos marineros siguen desaparecidos.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el capitán, el oficial y el marinero, todos ellos de nacionalidad rusa, comparecieron ayer en la Comandancia de la Guardia Civil para testificar sobre el accidente, en el que la principal hipótesis es que el mercante embistió al pesquero por un error de navegación.

La tripulación del mercante rescató a dos de los ocupantes del pesquero, con síntomas de hipotermia, pero los otros dos pescadores, un marroquí de 34 años y un senegalés de 37, se encuentran desaparecidos, por lo que se ha activado un amplio dispositivo de búsqueda.

En el mercante ruso, que partía de Barcelona en dirección al puerto de Alejandría, en Egipto, había una docena de personas, si bien la Guardia Civil ha interrogado a los únicos que tenían responsabilidad en la navegación de la nave: el capitán, el oficial y el marinero, según las fuentes.

Los dos supervivientes recibieron anoche el alta hospitalaria y está previsto que comparezcan mañana como testigos ante la Guardia Civil, para dar su versión del accidente.

El Puerto de Barcelona opera hoy con normalidad, mientras que el pesquero permanece inmovilizado, por orden de Capitanía Marítima, en el dique sur de la zona de ampliación de la zona portuaria.

El accidente ocurrió pasadas las 15.00 horas de ayer, cuando el mercante ruso embistió al pesquero a una milla y media de la costa, en unas condiciones de visibilidad óptimas.

Según las primeras hipótesis, el mercante intentó esquivar al pesquero, aunque no pudo evitar chocar con el lado izquierdo de la nave, cuyos tripulantes estaban en cubierta sin chaleco salvavidas.

Al parecer, según las fuentes, los dos pescadores desaparecidos se dirigieron a la cabina para intentar reconducir la nave, que se hundió con una gran rapidez, por lo que todo apunta a que podrían haber quedado atrapados en su interior, a 170 metros de profundidad.

Durante la noche, el buque "Guardamar Calíope" de Salvamento Marítimo ha continuado la búsqueda de los dos desaparecidos, y a primeras horas se han unido otros barcos pesqueros, una embarcación de la Generalitat, una lancha de la Cruz Roja y un helicóptero.

Además, el buque de Salvamento Clara Campoamor, que partió ayer por la tarde de Cartagena (Murcia), llegará a Barcelona hacia las 21.00 horas de hoy para incorporarse a las tareas de rescate, y se sumará al robot submarino ROV Comanche, que salió ayer de A Coruña y que llegará a la capital catalana también esta tarde.

El "Fairell", que fue construido en 1999 y llevaba matrícula de Barcelona, tenía un registro bruto de 35 toneladas y una eslora de 25 metros, mientras que el MID Volga 2 tiene 140 metros de eslora.