Diario Vasco

Madrid, 21 mar (EFECOM).- El panel de expertos de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), formado por 16 servicios de estudios, ha elevado dos décimas su previsión de crecimiento económico para este año, hasta el 2,6 %, gracias al crecimiento sostenido de la actividad, aunque con una ligera desaceleración.

En un comunicado, los expertos de Funcas prevén que el crecimiento en el primer trimestre será del 0,6 %, seis décimas menos que en el de 2016, y para 2018 se situará en el 2,3 %.

Para el conjunto de este año, el crecimiento de la demanda nacional será del 2,3 %, seis décimas menos que en 2016, una desaceleración achacable al consumo privado, que moderará su crecimiento.

Esto será consecuencia del impacto que tendrá el repunte de la inflación sobre el poder adquisitivo de los hogares, la congelación del gasto público por la prórroga presupuestaria y el fin de la bajada de impuestos.

Por otro lado, los expertos de Funcas anticipan una aceleración moderada de la formación bruta de capital fijo, sobre todo en la construcción residencial.

El auge exportador se mantendrá, fruto de la posición competitiva de bienes y servicios y de la evolución de los mercados internacionales, al tiempo que las importaciones se recuperarán, si bien la aportación del sector exterior al PIB será de 0,4 puntos porcentuales, una décima menos que en 2016.

Respecto a 2018, pese a la moderación del crecimiento económico, que responde a un debilitamiento adicional del consumo privado, los expertos destacan que el PIB seguirá siendo superior al previsto para la zona euro.

En cuanto a la inflación, los expertos de Funcas prevén que los precios comiencen a moderarse a partir del segundo trimestre, hasta crecer de media en 2017 el 2,3 %, tasa cuatro décimas superior a la del anterior panel y que han calculado en un contexto de estabilidad en el mercado de petróleo.

La moderación progresiva de los precios continuará hasta situar la inflación en 2018 en el 1,6 %.

Respecto al mercado laboral, la estimación de consenso apunta a un crecimiento del empleo del 2,3 % en 2017, una décima más que en el anterior panel, y del 1,9 % en 2018, lo que dejaría la tasa de paro en el 16,1 % al final del año que viene.

Teniendo en cuenta la previsión de consenso para el PIB, el empleo y las remuneraciones salariales, la productividad se incrementaría en apenas el 0,3 % en 2017 y en el 0,4 % en 2018.

En ambos años, los costes laborales aumentarán el 1,1 % y el 1,3 %, respectivamente, "a un ritmo inferior a la inflación", según el panel.