Diario Vasco

Madrid, 21 mar (EFE).- La Comisión de Empleo ha pedido hoy la revisión de las leyes que regulan las prácticas en las empresas y los contratos de los becarios para limitar el número de horas y mejorar las retribuciones que reciben los jóvenes.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado una proposición no de Ley que ha sido pactada con PSOE y Ciudadanos para suprimir las "prácticas no laborales en empresas", ya que desprotege a los jóvenes trabajadores y precariza el mercado de trabajo.

El diputado de Podemos Segundo González ha criticado que se trate de prácticas fraudulentas, donde la remuneración está por debajo del salario mínimo interprofesional y "lastran la entrada de los jóvenes al mercado laboral".

La iniciativa transaccionada pide que a través del diálogo con los interlocutores sociales y las asociaciones se establezca un límite anual de horas y una mejor remuneración para que se recojan unas mínimas condiciones laborales a los estudiantes en prácticas.

También limitar el número de convenios por cada plan de estudios y el porcentaje de becarios en relación con el total de la plantilla de la empresa.

La proposición no de ley insta a ampliar a los estudiantes universitarios y de Formación Profesional que hayan superado al menos la mitad del plan de estudios la posibilidad de participar de contratos en prácticas, de manera que se les permita realizar prácticas extracurriculares mientras dura su formación.

La diputada del PSOE Tamara Raya ha solicitado intensificar las campañas de Inspección de Trabajo y Seguridad Social para vigilar que no sean prácticas fraudulentas.

Ha instado al Gobierno a dotar de medios económicos y humanos al Sistema de Información del Servicio Público de Empleo para crear un sistema estadístico que monitorice las condiciones de los convenios de prácticas en empresas y el número real de becarios.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Sergio del Campo ha incluido en la iniciativa la elaboración de un Estatuto del Becario que incluyera una definición nítida de las prácticas en empresas para distinguirlas de las prestaciones personales remuneradas en régimen de dependencia.

También que distinguiera entre la práctica no laboral y el trabajo por cuenta ajena en relación a los diferentes modelos de prácticas.

El diputado del PDeCAT Carles Campuzano ha defendido la "revisión" de estas regulaciones para impulsar las oportunidades del primer empleo y ha dicho que también se debe posibilitar que los jóvenes sin formación, en riesgo de exclusión social y que participan en programas de inserción laboral de entidades del tercer sector, se puedan beneficiar de estas posibilidades de acceso al mercado de trabajo.