Diario Vasco

Pekín, 21 mar (EFECOM).- El vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el británico Jonathan Taylor, llegó hoy a China para una visita de cinco días que tiene por objeto negociar una inyección de 500 millones de euros de su institución para proyectos medioambientales en este país.

Taylor presidirá mañana junto a máximos responsables del Banco Popular de China (central) un foro con instituciones financieras públicas y privadas con el fin de debatir estos proyectos y desarrollar una financiación más integrada para planes de mejora medioambiental, señaló hoy durante una rueda de prensa en Pekín.

En 2016, el BEI ya invirtió 298 millones de euros en este tipo de proyectos "verdes", que según adelantó Taylor afectan a sectores como el transporte, el ahorro energético o la reforestación.

"Tras los Acuerdos de París (para la lucha contra el cambio climático) de 2015 el BEI se ha comprometido a incrementar a un 35 por ciento el porcentaje de apoyo y préstamos financieros a estos planes en países en desarrollo y emergentes", explicó.

El vicepresidente del BEI también confirmó la voluntad de su institución de aumentar la colaboración con el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), en operaciones desde 2016 e impulsado por China para financiar planes de transporte y telecomunicaciones en todo el mundo.

"Tenemos muy buena cooperación con el BAII, les ayudamos en su proceso de creación compartiendo experiencia y conocimiento", recordó Taylor, quien confirmó que su institución participará en la cumbre internacional de líderes que Pekín acogerá en mayo para impulsar esos proyectos, las llamadas "Nuevas Rutas de la Seda".