Diario Vasco

Seúl, 20 mar (EFECOM).- La Bolsa de Seúl cerró en negativo después de los que inversores extranjeros optaran por la recogida de beneficios tras los recientes récords y después de las decepcionantes conclusiones de la reunión del G20 en Alemania.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con un retroceso de 7,57 puntos, un 0,35 por ciento, hasta situarse en los 2.157,01 puntos, en una jornada en la que se movieron unos 3.570 millones de dólares.

Por su parte, el índice de valores tecnológicos Kosdaq perdió por su parte 4,15 puntos, un 0,68 por ciento, hasta las 609,11 unidades.

El Kospi abandonó hoy su racha alcista de 10 sesiones después de haber alcanzado el viernes su nivel máximo desde finales de abril de 2015 por el impulso de los inversores extranjeros.

Las pérdidas del viernes en Wall Street y la recogida de beneficios de los inversores tras las fuertes ganancias hicieron que que el parqué surcoreano cerrara hoy en rojo.

Tampoco ayudó, según los analistas locales, que los ministros de Finanzas del G20 reunidos en Alemania no lograran un acuerdo sobre el futuro de las relaciones comerciales y la condena del proteccionismo.